Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

viernes, 25 de enero de 2019

PLAN DE ACCIÓN: FORTALEZA Y RESILIENCIA


     
          EDUCAR EN VALORES"Plan de acción"



      Este plan es complemento a otro post sobre la fortaleza en los hijos. Dejo abajo enlace por si lo quieres ver.



 ESTIMULAR LA FORTALEZA Y LA RESILIENCIA



        SITUACIÓN: cada familia en concreto

        OBJETIVO  Trabajar la fortaleza y la resiliencia en familia

Que nuestros hijos sean capaces de afrontar retos, sin quejarse demasiado, y sin miedo a las contrariedades. hace falta fuerza de voluntad, para que no se abatan ante la primera dificultad... Que se planteen iniciativas valiosas y aprendan a ser proactivos. Para ello, nosotros debemos ir por delante... con nuestro ejemplo y coherencia.







        MEDIOS: se pueden utilizar las ocasiones del “día a día” de la vida familiar. Podemos elegir algunos de los siguientes puntos… o de otros que se nos ocurran.



  *  Hablar con respeto, y controlar el carácter: no tener malas contestaciones en familia. 

* Entrenar la voluntad con pequeños objetivos, alcanzables, que nos den cierto autodominio personal.



*      Comer lo que toque, aunque no guste mucho.

*    Levantarse a la hora, hacer la cama, prepararse para el colegio y para las actividades que se tengan.


*   Hacer un horario, y lo primero, ponerse a estudiar, para luego leer, jugar, o usar pantallas, según qué momentos o días... y dependiendo de qué edades.





*  Organizar excursiones al campo, escalar montañas, hacer piragüismo, surf…, deporte... Aprender a ser más valientes. Resistir las contrariedades, el frío o el calor, sin quejarse todo el día...





*    Practicar un deporte base durante el curso para adquirir valores como la fortaleza, la amistad, la generosidad, el espíritu de ayuda, el trabajo en equipo... 



  * También se puede asistir a algún campamento en verano, por ejemplo, en un club juvenil de confianza que tenga nuestro ideario... 

* Lo que se empieza ¡se acaba...! No ceder a caprichos o falta de voluntad y perseverancia.

*  Ayudar en casa con los encargos de cada uno: poner la mesa y recogerla, bañarse o ducharse sólo, según la edad que tengan, pasar la aspiradora, sacar la basura, regar las plantas, limpiar su habitación, o el polvo, comprar el pan, cuidar a un hermano pequeño, preparar la cena, organizar una invitación, atender a los abuelos, planear una excursión, contar cosas buenas de los demás en la tertulia, usar pantallas solo en momentos concretos... Todo ello guiado por unas normas que tenemos en cada familia: pocas, claras, pero ¡importantes! que vayan señalando un camino, y sean un referente a la hora de actuar.


  Dejo ideas de encargos por edades, pero vosotros podéis poner las que os parezcan mejor en cada familia.
                                               







MOTIVACIÓN


 Hablar con cada hijo de la necesidad de ser personas fuertes, para poder hacer lo que nos planteemos en la vida, y no nos deprimamos a la menor dificultad. También para aprender a querer a los demás en todas las circunstancias de la vida...

        Y en vistas a la adolescencia de nuestros hijos, para que vayan adquiriendo cualidades, habilidades, destrezas... y autodominio que les ayuden a pilotar su vida.


Confiar en ellos sabiendo que se van a esforzar, y nosotros les ayudaremos en lo que necesiten. Darnos cuenta de que “toda ayuda innecesaria es una limitación para quien la recibe...”, y actuar en consecuencia.

      Lo que cuesta más, animar con una sonrisa y un ¡tú puedes!, y así van madurando y siendo más fuertes y resilientes.






EVOLUCIÓN


Se puede hacer una cartulina con un dibujo que les guste, y con pequeñas metas a conseguir. Es bueno que apunten lo bueno que han hecho, o que coloreen una estrella, un sol, una flor..., según las edades. O solo que lo anoten...


        Vemos cómo va el plan a lo largo de la semana, y se puede prolongar durante varias, para conseguir hábitos más estables. Podemos comentarlo en una tertulia después de comer o cenar. Si tenemos x logros hacemos un plan divertido en familia, en el que participemos todos, o una excursión, y lo celebramos bien con una comida especial. Es una forma de pasarlo bien juntos, de conocernos y comprendernos, de ayudarnos y de crecer juntos como familia.




                                         


        Espero que te haya servido para hacer un plan personal con los hijos, y ayudarles a ser más resilientes, más empáticos, más generosos... etc. Lo que os propongáis... ¡Muchas gracias!



 Dejo enlaces relacionados:



         *Estimular la fortaleza 

         *colaborar con los encargos
        
         "educar-la-voluntad"

             "Comenzar y recomenzar"...

             lucha-personal-y-resiliencia

         *Educar en la libertad 

                                                                                                                                                                                                    Mª José Calvo
                                                                    optimistas educando

                                                                               @Mariajoseopt





URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2019/01/plan-de-accion-fortaleza-y-resiliencia.html


PLAN DE ACCIÓN: RELACIONES FAMILIARES

   

           PLAN DE ACCIÓN: CUIDAR LAS RELACIONES FAMILIARES



        Este post es más práctico, y complemento a otro sobre las relaciones familiares. Abajo pongo enlace, por si lo quieres leer.


      OBJETIVO: Mejorar la convivencia y las relaciones familiares

                            * Ayudarse en familia
                            * Ser más amigos unos de otros, interesarse por sus cosas...
                            * Mostrar empatía y generosidad, pensando qué necesitan
                            * Intentar comprender antes de pensar o hablar...
                            * Amabilidad. Sonreír aunque cueste a veces 





       MEDIOS:    
  • Tener pequeñas muestras de cariño con todos
  • Regalar algo según la edad de cada uno: un beso, una "chuche", una sonrisa, un detalle, una flor, un café, u otra cosa que a esa persona le anime o le haga ilusión...
  • Ayudar con los encargos poniendo cariño en ellos. A mayor edad y autonomía mayor responsabilidad
  • Cuando alguien está triste nos interesamos, le contamos un chiste o le alegramos de otro modo…
  • Saber escuchar a los demás, poniendo el corazón
  • Organizar tertulias para pasarlo bien juntos, con temas para hablar, libros para comentar, chistes, películas para ver...
  • Detalles de buen gusto que den buen ambiente de hogar
  • Cada uno puede poner otra idea...



       MOTIVACIÓN:   

         Es lo más importante, porque ayuda a conseguir las metas.
         Hablar con cada uno en concreto para explicarle lo que queremos lograr. 
        Los padres vamos por delante con nuestro ejemplo y coherencia. Ponemos el móvil en modo avión..., y ¡miramos a los ojos! 

       Crear un ambiente de hogar alegre y optimista, donde es fácil luchar por dar lo mejor de cada uno, pensando en los demás.



     EVOLUCIÓN: 

         Cada poco tiempo hacemos una tertulia para ver cómo va el plan, pero resaltando lo positivo. Valorar mucho el esfuerzo y los detalles de atención a los demás, aunque no se consiga todo lo deseado.


           Se puede pintar estrellas, soles..., en una cartulina, o solo anotarlo, según edades. Y cuando haya “x” logros hacer un plan divertido: una excursión, una salida al campo, un postre especial... una película de valores familiares... etc. Lo importante es pasarlo bien juntos y fomentar el cariño entre todos.







            Espero que te haya sido útil, que te aporte ideas para hacer un plan de acción en tu familia. Con este objetivo, o con otro que te interese más. Lo puedes compartir con amigos o en redes sociales...  ¡Gracias!


                                                                              Mª José Calvo
                                                                  optimistas educando y amando
                                                                            @Mariajoseopt 




URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2019/01/plan-de-accion-relaciones-familiares.html

viernes, 18 de enero de 2019

NUEVO PROYECTO DE PREADOLESCENTES



Queridos amigos:

Por primera vez, en una nueva plataforma virtual, lanzamos online un curso sobre preadolescentes, con toda ilusión, como en los primeros cursos de orientación familiar presenciales.

Me encanta organizar este "hilo" para nuestros hijos preadolescentes. Toda ayuda en la formación de su personalidad viene bien. Es un trabajo "para la eternidad..." Si se os ocurre alguna sugerencia en este proyecto inicial, me decís.

Me pongo a vuestra disposición en lo que necesitéis para vuestra familia, y para ayudar a las familias amigas. No vivimos en una burbuja, y en la medida que ayudamos a otras familias, mejoramos como personas, hacemos ambiente, y somos más felices.

Espero que sea un paso en nuestro crecimiento personal, como pareja, y como familia. También como integrantes de esta sociedad nuestra… que necesita familias unidas que se quieran de veras. Que seamos capaces de decir: ¡es posible...!, y ¡vale la pena esforzarse! Además es el modo de ser auténticamente felices. Y los hijos nos copiarán...

Os animo también a comentar, para crear un ambiente de familia, confiado y alegre, tan propio de las personas. 

Saludos,

Mª José Calvo




Dejo URL (aunque estará en modo privado):
https://familiasoptimistas.blogspot.com/2019/01/bienvenida-al-hilo-de-preadolescentes.html







domingo, 13 de enero de 2019

PLASTICIDAD CEREBRAL II

       

                               PLASTICIDAD CEREBRAL II   


        
      Hemos visto en otra entrada los dos primeros apartados: desarrollo y maduración. Dejo enlace abajo. Ahora vamos con el tercero.



1- ¿CÓMO ES EL DESARRROLLO CEREBRAL? 
2- FASES DE MADURACIÓN  

3- ¿MO APRENDEN LOS NIÑOS?, ¿CÓMO SE FORMAN COMO PERSONAS SINGULARES?





                 3- ¿MO APRENDEN LOS NIÑOS?

           La clave del aprendizaje está en dejar que los niños puedan admirar la realidad, en concreto la naturaleza, permitir su curiosidad perceptiva por lo que les rodea, y sorprenderse de ello. ¡Entusiasmarse! Esa capacidad abre las “compuertas” de la atención. Y esa atención es la que focaliza sus ganas de aprender, porque le entusiasma.



         Por eso, dejarles explorar, volar la imaginación y la creatividad, darles pequeños encargos desde muy pequeños, enseñándoles lo que está bien o mal, según su edad. Y seducir con la belleza de unos valores humanos noblesbasados en principios, que tratamos de hacerlos vida.







            Respetando sus ritmos naturales, sus tiempos atencionales lentos, esos periodos sensibles concretos del aprendizaje, y dándoles libertad de acción para que exploren, perciban, experimenten..., y adquieran autonomía. Y siempre, guiados por el sentimiento de saberse queridos. No basta con quererlos para desarrollarse bien…: se tienen que sentir de veras queridos de forma incondicional. Lo cual no significa darles multitud de caprichos, ni siquiera sobreprotegerlos…, ¡al contrario!, cariño y dedicación personal, tiempo con ellos.




            Hemos visto que, lmejor edad para el aprendizaje es antes de los 6-8 años, puesto que el cerebro está en pleno desarrollo inicial, y es muy sensible a algunos aprendizajes. Y ese aprendizaje se traduce en nuevas conexiones y sinapsis neuronales. Aprendizaje y desarrollo cerebral van estrechamente unidos, y el motor de ese apendizaje, como hemos visto, es la curiosidad y el disfrute por ello. 

Conocer los ritmos habituales en los que desarrollan determinadas destrezas es vital para ayudarles a crecer. Sin perder de vista la singularidad de cada uno.


         Lo que más le gusta a un niño es moverse libremente y experimentar. Cuantas más oportunidades tenga de conocimiento perceptivo experiencial, mejor. Porque, cuantos más sentidos emplee mejor conocerá el mundo que le rodea y mejor desarrollará sus capacidades, gracias a esa fase motora y sensitiva de la maduración cerebral. Los sentidos son como las “ventanas” por las que contactamos con el mundo…, lo conocemos y lo podemos comprender. 

       







         Como ya señalara Santiago Ramón y Cajal, “es preciso sacudir enérgicamente el bosque de neuronas adormecidas. Es menester hacerlas vibrar con la emoción de lo nuevo, e infundirles nobles y elevadas inquietudes.” Por tanto, no quedarse solo en la inmediatez de adquirir unas habilidades concretas, sino elevar las miras, poner inquietudes en ellos por preocuparse de los demás y mejorar el entorno…







            Al hilo, una idea de una gran mujer, bióloga, médico y pedagoga, María Montessori: “Sembrad en los niños ideas buenas aunque no las entiendan; los años se encargarán de descifrarlas en su entendimiento, y hacerlas florecer en su corazón.” ¡Cabeza y corazón!

         Más tarde, a partir de esas experiencias perceptivas concretas, se van construyendo nociones más abstractas, conceptos e ideas. Para luego relacionarlas y construir un razonamiento engarzando ideas. Es la base del pensamiento. 




    

  También es la edad ideal para enseñarles hábitos saludables, aprovechando esos periodos en los cuales es muy fácil adquirir unas funciones innatas y unos valores humanos nobles. Todo ello estimulará nuevas sinapsis y redes neuronales, modelando su cerebro, y dejando un huella marcada en él, que facilitará obrar en esa línea...

             Es el momento de disfrutar de la buena música, de contemplar la naturaleza, del placer de leer, de jugar…, y de fomentar valores como el orden, la sinceridad, la empatía, la amistad, el esfuerzo por cosas nobles, la resiliencia, la generosidad y la responsabilidad… y, en definitiva, ¡el pensar en los demás!




            Muy necesaria la relación con otras personas, no solo de la familia, sino también con amigos. Una persona es mucho más enriquecedora que cualquier otra cosa, y muchísimo más que una “pantalla”… A una distancia infinita. Las personas se forman, y mejoran, con el trato con otras personas...


            Siempre, insisto de nuevo, sabiéndose muy queridos. El cariño que les demos es el artífice de su buen desarrollo, base de su afectividad, de su autoestima y personalidad. Y lo que le permitirá aprender a querer a los demás, algo imprescindible para lograr su plenitud personal, ¡su mejor forma de ser!

            


            Por otra parte, desde que nace, el juego es muy necesario en su vida. Todo lo aprende por vía afectiva, a través de las emociones, mediante el juego, ¡porque disfruta! Para él todo es juego, o se transforma en juego: aprende jugando, juega aprendiendo, juega con su madre, con su mirada, con su sonrisa… disfruta jugando. Para él, la vida es juego, y mediante él lo aprende todo.


      Además, estimula el desarrollo cerebral, la imaginación y la creatividad… Por ejemplo, mediante el juego simbólico el niño aprende muchas habilidades, relaciona distintas cosas en su cerebro, aprende por distintas vías sensoriales, motoras, de integración… Tambiéaprende a pensar y resolver problemas y dificultadesa tener empatía con otras personasa regular emociones, acepta unas reglas... etc. Para un niño es vital jugar: es la vida misma.         



            Y es preciso que vaya siendo autónomo cuanto antes, adquiriendo capacidades y destrezas, y relacionándose con los demás. No querer adelantar etapas, pues su cerebro no estará preparado. Requiere unos tiempos atencionales tranquilos, sosegados, y cada niño a su ritmo.


      Por tanto, es importante no exponerlos a pantallas de forma indiscriminada, especialmente en las primeras etapas, en las que su cerebro está por formar. Porque, en ellas todo sucede de forma demasiado rápida, y el exceso de estímulos, que no respetan sus ritmos, puede entorpecer su buen desarrollo. Interfiere con el pensamiento, rompe con su memoria de trabajo, de corto plazo, con la concentración, les favorece la impulsividad... Y generalmente, anula la empatía…, base del aprendizaje y la relación con los demás… Más adelante, tendremos que guiarles y formarles, también en ese mundo virtual, pero del mejor modo posible para ellos.
           


            Cuando es un poco mayor, va aprendiendo cosas nuevas, y para ello necesita interiorizarlo y asentarlo sobre lo que ya sabe, porque lo relaciona con ello, y establece un vínculo afectivo con cada cosa. Si no, no puede aprender. Y los padres, y el profesor, van dando estructuras sobre las cuales construir lo que puede aprender. Por eso, una persona, cuanto más sabe, más fácil aprende algo nuevo, porque tiene donde asentarlo.


      También es preciso que se entusiasme, que se ilusione, que le motivepara que pueda asimilarlo, porque disfruta. En esos momentos en los que está enfocado en algo que le apasiona, suscita neurogénesis y se forman y fortalecen más sinápsis: aprende sin apenas esfuerzo. 


            Por otro lado, cuanto más complejo es algo, mayor necesidad del disfrute y la emoción para aprender. Por eso es importante tener en cuenta esos periodos que facilitan dicho aprendizaje. Es todo un arte conectar con los sentimientos del niño…, permitir que se emocione con ello, y que disfrute aprendiendo. Un arte que se puede aprender, aunque requiere esfuerzo, cariño, y mucha creatividad.    








Espero que te haya gustado, y te haya sido útil. Si conoces personas que les pueda ayudar, puedes copiar la URL de abajo. ¡Gracias por compartir!


Mª José Calvo
optimistaseducando.blogspot.com
@Mariajoseopt


Optimistas Educando y Amando




Dejo enlaces relacionados:

-Plasticidad cerebral y educación I

Relaciones-familiares 

-¿Conciliar?: "¡si-quieres-puedes!, ¡y logras sinergia!

-"Reforzar-el-cariño-en-tiempo-de-vacaciones"




URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2019/01/plasticidad-cerebral-ii.html