Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

miércoles, 8 de julio de 2020

BUEN FEELING EN PAREJA

 

                        RECIPROCIDAD: LOS DOS ASPECTOS DEL AMOR


         Qué importante es cuidar el amor, como un buen "jardinero". El amor es lago vivo que, si no se riega y se alimenta, se puede ir secando, debilitando y marchitando. Por ejemplo, con admiración y ternura, con asombro, con delicadeza, con servicio atento, con perdón, y también con amistad. 

           La amistad lo hace más sólido y duradero, acompaña a la pasión inicial a lo largo de la vida, concretando la unión de los dos, estableciendo lazos, como dijera El Principito.




Hay que poner ilusión para hacer realidad ese proyecto a lo largo de la vida. Y la ilusión deriva del amor: del sentirse querido por la otra persona. El sí quiero es el punto de partida para ir amando más y mejor, de manera que se vaya aprendiendo a amar cada vez mejor. Poner al ser querido en el centro del corazón. 

       Amar es pensar primero en el otro, es darse, es entrega y gratuidad... Y es querer regalarle nuestra persona, hasta lo más profundo del ser: nuestra intimidad. Y también acoger: "dejarle ser" quien es, como diría Julian Marías.




    
      Así, hacer real esa unión de dos en el amor. Construir "lo nuestro", hacer equipo con esa persona tan especial, con la que queremos compartir la vida entera.




     En el amor hay que cuidar los dos aspectos de la relación. Entregar, y entregarse, y acoger a la persona querida. Cada uno se entrega al otro, que le acoge. Si no hay quien le acoja, no podrá darse... Y no es menos amor el acoger, sino que precisa más finura... En esto consiste la reciprocidad.



    Amar es un diálogo entre el dar y el recibir. Una corriente de ida y vuelta de pensamientos, afectos, sentimientos, ilusiones, anhelos... Todo entra en ese diálogo: sin secretos con quien más se quiere.


     Por eso, es necesario establecer una relación fluyente entre los dos: dar y recibir. Ver sus cualidades singulares, ¡únicas!, mantener la admiración viva por esos talentos que hemos descubierto en la otra persona, por ese esfuerzo que pone en ser amable y querer... Percibir sus fortalezas y todo lo bueno que posee, porque, al mirarle con cariño, se ve lo mejor del otro. Y eso enamora.


      De esa forma, se puede agradecer y fomentar. Ademas, sus cualidades son el camino hacia su perfección como persona: hacia su plenitud personal. Ahí se forja la felicidad. Y nos ponemos a su servicio para ayudarle a lograrlo... Aquí entra en juego la cabeza, además del corazón. Y el cariño convertido en obras. 






   Cuatro ideas para un buen "feeling" en pareja




       1- Ser empático y ama-ble, en la forma más propia de la expresión. Es decir, dejarse querer, ser agradables de amar, ponérselo fácil a la otra persona. Y tener empatía, tan propia de la persona: usar las "neuronas espejo"... ¡Facilitar el amor!

       Aprender a "provocar" amor. Procurar ser una persona que pueda ser amada, que intenta pensar en el otro antes que en sí misma. Que le facilite la tarea. Así estimular su amor, y enamorarle. 

      Y se manifiesta de mil maneras. Por ejemplo, poniéndose atractivo para que el otro disfrute, reflejando la belleza personal por esas cualidades y virtudes que se lucha por adquirir... Es la forma de hacer más estimulante y grata la convivencia, y de mantener viva la sensualidad y el cariño. Cuidando los sentidos, que alimentan los afectos y el amor.

       Otra forma, relacionada más con el carácter de cada uno, se traduce en cuidar la delicadeza en el trato, las formas, la sonrisa, las contestaciones..., que también construyen esa amabilidad personal.

        Cada uno tiene la tarea de estimular el amor del otro, suscitar su amor, siendo muy amable... Como en la época del noviazgo.






         2- Entregarse y acoger a la persona querida 

     Cada uno se da en la medida en que va a ser acogido... Por eso, entregar y acoger van muy entrelazados, y hay que cuidar ambos aspectos en el amor.

    La sociedad actual es muy individualista, muchas personas son autosuficientes: no quieren depender de alguien, o, viven encerradas en sí mismas. Y el amor es gratuidad, efusividad, entrega. Requiere pensar en el otro. Y la generosidad es una cualidad imprescindible, de la que depende el éxito de la vida en pareja. Con personalidades inmaduras el amor no llega a su plenitud, más bien no da la talla... Y es una pena, porque engañarse en amores, como señala Kierkegaard, no tiene recompensa, ni presente ni futura.


       La clave para ser feliz es darle prioridad al túEl único modo de "quererme bien", como tanto se dice, pero no siempre bien enfocado, es estando pendiente del otro. Como señala Mark Twain, "la mejor manera de alegrarte es intentar alegrar a alguien". Muy en especial a la persona querida. "Salir del vivir para mí, y alcanzar el vivir para ti", que diría Torelló.





       3- Una aventura para dos

       El día del "sí quiero" es el punto de partida de la aventura: amar más y mejor al ser querido. Así, mejorar como persona, pensando en el otro. Cualquier esfuerzo es nada cuando se está enamorado, y, si se hace por amor, todo compensa. Y ¡compensa de veras...!


     Con el tiempo, el "yo" puede surgir con frecuencia, y hay que estar atento a centrar la mirada y el corazón en la otra persona. Que el propio ego no invada la relación, para que el amor sea el gran vencedor. El "yo-me-mi-conmigo" reiterados asfixian el amor.

     Ser conscientes de que, lo que no se hace por amor, no sirve, no construye, o incluso puede hacer daño. Ya que, en el amor, solo se "tiene" lo que se da... Y, solo el amor une; si no une, no es amor. Parece un poco paradójico, pero así es.


     Por tanto, hay que cuidar y trabajar el amor día a día, con rectitud de intención, poniendo a esa persona tan querida en primer plano. Pensar pequeñas cosas que unen y hacerlas operativas. Enfocarse en ella, en quererla, en ayudarle a lograr su mejor versión. Admirando sus cualidades y fortalezas, y valorando su empeño en querer.




      Además, la felicidad no se logra persiguiéndola, ni pensando en el propio yo, sino que, como hemos visto muchas veces, y señala el gran filósofo Tomás Melendo, es directamente proporcional a lo que uno es capaz de amar a los demás, y en concreto al ser querido. Es la consecuencia de crecer como persona, que a su vez deriva de aprender a amar con un amor incondicional, con un amor maduro.


      

         Por eso, es necesario empeñarse en cada momento por comunicar el amor, demostrar ese cariño. Enamorarle y enamorarse cada día más de esa persona tan querida.
  

     

         4- Tiempo y cariño, "querer-querer" 

     Cuidar el tiempo juntos para disfrutar de su compañía. Cada día un rato para conversar y "estar" simplemente. Cada semana, buscar una tarde libre para los dos, un café, una excursión, una cena romántica... Usar la creatividad y concretar.


   Y siempre, pensar cada día unos detalles de atención hacia la otra persona que demuestren ese cariño, que vayan construyendo y consolidando dicho amor. Para ello, pensarlo, buscar el momento, apuntarlo en la agenda, porque si no, se suele "evaporar" con las tareas del día. Hacer que las cosas importantes sucedan, como señala S. Covey.


    Aprender a ser romántico, no tener miedo de mostrar ternura y afectividad rica, ni a demostrar los sentimientos. El corazón se alimenta de los sentimientos, y hacen crecer el amor. Experimentar la dicha de hacer feliz al otro, ¡saborearlo! Es otra forma de crecer en el amor.





           Hacer atractivo el enamorarse cada día más de la otra persona. Si no se cuida y se trabaja, con el tiempo puede desaparecer ese estado tan entrañable. Es nuestra misión y responsabilidad: enamorarnos cada día, y, enamorar a la otra persona. Poner en juego la inteligencia y las habilidades emocionales para hacer crecer el amor mutuo. Y "querer-querer": la mejor forma de hacerlo real, con sentimientos exaltados, o sin ellos; cuando sale solo, y cuando cuesta más esfuerzo, pero ¡siempre compensa! Te lo contaba en otro post: "Amar con todo el ser". Dejo enlace abajo.




      Espero que te haya gustado, que comentes y compartas con tu familia y amigos. ¡¡Muchas gracias!!



Dejo algunos enlaces relacionados con el tema:

                                                                   Mª José Calvo
                                           Optimistas Educando y Amando 
                                           optimistaseducando.blogspot.com
                                                        @mariajoseopt     



URL:
http://optimistaseducando.blogspot.com/2020/07/buen-feeling-en-pareja.html

viernes, 26 de junio de 2020

IDEAS PARA LAS VACACIONES



                            ALGUNAS IDEAS Y APPS PARA VACACIONES


Descansar, cambiar de actividad, sin descuidar lo importante en nuestras vidas. Pensar “que hacer con el tiempo que se nos ha dado…” Ver qué actividades nos descansan, o nos aportan algo que no podemos hacer el resto del año, para aprovechar el tiempo. Buscar un lugar adecuado que nos permita hacer que la familia sea lo más importante. Compartir tiempo y cariño con quienes más queremos. 




H
acer de estos días algo inolvidable, aunque estemos con el resto de la familia. Pero es importante reservar un espacio de tiempo para estar juntos los dos, en pareja, y cuidar y fortalecer el cariño mutuo. 

Pensar ideas para alimentar el amor, porque en realidad es el motor de la familia. De él depende que nosotros, y nuestros hijos, estemos alegres y seamos felices. Hay que aprender a priorizar tareas... 

"Hacer equipo" y lograr una sinergia creciente, en esa aventura apasionante y maravillosa de formar una familia.




                                            

          IDEAS VARIADAS PARA DISFRUTAR CON LOS HIJOS

-De excursión en el monte con tienda de campaña

-Hacer un cabaña con maderas o ramas...

-Caminatas por la montaña. Apreciar la naturaleza, el valor del esfuerzo..., calma y relax...
                       


-Tertulias familiares en el campo, en la playa por la noche...


-Pintar un cuadro con acuarelas u otro tipo de pintura.

-Algunos libros con valores humanos, por ejemplo alguno clásico como Platero, El Principito..., las aventuras de "Los cinco", Los Hollister, alguno de Cornelia Funque, como Corazón de tinta... También comics. Para adolescentes: "Aquel verano" de Miguel Aranguren, o "Vigo es Vivaldi" de J. R. Ayllon... O también "La Reina sin nombre", novela sobre los godos, de María Gudín, que se puede leer a cualquier edad y siempre atrae por su belleza. Abajo pongo enlace más concreto por edades y temas.

                             
-Plantar semillas que crecen rápido, incluso un árbol, cuidar una planta...

-Visitar un pueblo y aprender algo de historia o arte

-Recoger frutas o verduras

-Hacer un postre, un helado, una comida veraniega especial… y sorprender a los demás

-Un día de pic-nic en el campo

-Decorar piedras

-Aprender un instrumento: guitarra, flauta... etc. La música ayuda en el desarrollo y maduración cerebral de los hijos, y fomenta la expresión de sentimientos.

-Tareas de la casa, como comprar el pan, fregar, limpiar la cocina, poner la lavadora o el lavaplatos...

-Jugar con la arena, recoger conchas, volar cometas, ping-pong, hacer submarinismo... etc.

-Ir en barca o canoa, hacer rafting, bajar los rápidos de un río, surf, vela...

-Una merienda con globos de agua.

-Escapadas en bici o algún deporte... 

- Cuidar a los amigos

- Puzles, recortables, legos y piezas en 3D...

- Maquetas de barcos, aviones..., aeromodelismo...

- Disfraces

- Ver el cielo por la noche, las estrellas…, las constelaciones. Una puesta de sol, o un amanecer. El movimiento de los planetas... Dar forma a las nubes, usar la creatividad, imaginar alternativas en una novela... 



- Escuchar la lluvia...

- Contar chistes simpáticos
             
- Una excursión por un río con piedras, musgo, peces, renacuajos… 

- Ir a una granja de animales, echar pienso, ordeñar vacas, montar a caballo...
                     

- Escribir cartas por correo postal tradicional. Incluso pensar un cuento o una narración...

- Ver mapas, planos… y aprender a situarse

- Dejo unas aplicaciones para el verano, para explorar la naturaleza, para fomenar la creatividad, para repasar asignaturas... de un profesor, con dibujos muy interesantes que puedes seguir en instagram: dibupills

















Más ideas: recorrer alguna etapa del Camino de Santiago. Descubrir el valor de la fortaleza, la belleza de la naturaleza, cultivar el espíritu..., conversar con los caminantes, hacer amigos. Ampliar horizontes.




- Para los mayores, también algún voluntariado, o echar una mano en un "campo de trabajo"… El pensar en los demás es fuente de satisfacción y de alegría. Uno se siente útil, aprende un sinfín de cosas, y hace buenos amigos…




           

          Espero que te haya gustado el post, y lo puedes compartir con familias amigas. ¡Muchas gracias!


          Dejo enlaces relacionados sobre la familia, pareja, libros y películas para regalar y
 ver juntos. 




Libros-y-peliculas para el verano


                                                                                                                                                                                   Mª José Calvo
                                                  optimistaseducando.blogspot.com
                                                               @Mariajoseopt




URL:
http://optimistaseducando.blogspot.com/2020/06/ideas-para-las-vacaciones.html
  

lunes, 22 de junio de 2020

LIDERAZGO PERSONAL II

 
                           LIDERAZGO PERSONAL II


Seguimos con el liderazgo personal. ¡Qué importante es cultivar la personalidad de cada uno...! Cada persona es única y singular. ¡Singularísima! Descubrir cualidades y talentos específicos, y la belleza de los valores humanos, hechos vida. Un auténtico liderazgo. 

Como vimos, es vital tener buen gusto por lo bello. Es decir, reforzar las acciones nobles de cada persona. 


Se precisa pensar, fomentar fortalezas, adquirir hábitos y virtudes que den mayor libertad, que nos ayuden a ser más y mejores personas. 

No es algo trivial, ni que se consiga a la primera; requiere lucha, pero ¡merece la pena!




Dejo un índice con los puntos que hemos visto, y los que abordamos en este post.


1) PERSONALIDAD
2) CARACTERÍSTICAS Y TIPOS DE LIDERAZGO

3) LIDERARSE UNO MISMO 
4) UNA ESTRELLA POLAR 
5) ILUMINAR




3) LIDERARSE UNO MISMO

Liderar es desarrollar el propio carácter, conocerse, potenciar todo lo bueno de cada uno, fomentar cualidades, entrenarse en pequeñas cosas... Poniendo cabeza y corazón. Es decir, ser más libres para enfocarse en algo de veras valioso.


Un buen líder motiva y arrastra con su mirada, con su ejemplo, con su vida coherente. Está atento a lo importante; especialmente a las personas. Y sabe tomar las decisiones adecuadas en cada caso. 




Poner en juego todas las facultades personales:


a) Usar la cabeza y el pensamiento, percibir lo singular de cada uno, sus talentos, y fomentarlos. La razón ilumina el sendero. Luchar por mejorar, por desplegar cada uno su potencialidad innata y su misión, que estará relacionada con esos talentos, y hacia los demás.
Con coherencia entre lo que se piensa, se dice, se hace... Que el actuar sea consonante con el ser. Así seducir con la vida misma y el buen hacer.

b) Además de cabeza, se necesita voluntad libre: autodominio personal para enfocarse en metas que merezcan la pena. No depender de apetencias y gratificaciones inmediatas, respuestas y emociones..., poniendo razón, esa luz que nos ilumina. Y no quiere decir anular los sentimientos, sino aprovechar su fuerza en la dirección adecuada. Disfrutar de lo bueno y noble, de lo correcto.

Este autocontrol se logra con entrenamiento y lucha. La voluntad es un motor potente en nuestras actuaciones, que aporta una fuerza extra, si luchamos día a día en algunos objetivos.

También mediante pequeños hábitos y habilidades, que se transformen en virtudes personales. Las cuales seducen por su belleza. Virtud es un término que procede del latín, "virtus", que significa fuerza. Nos ayudan en nuestro actuar a hacer lo correcto. Nos mejoran como personas, y van formando una buena personalidad, capaz de apostar por retos encomiables.


c) Contando con los sentimientos que nos ayuden a encaminarnos hacia donde queremos ir. Con autocontrol personal, para disfrutar con los que nos ayuden a crecer como personas, y, cortar los que nos hacen peores, o destruyen las relaciones con quienes queremos. Algo que nos facilita la inteligencia emocional. Educando la afectividad y el corazón, que son un motor cálido de nuestras acciones. Aprender a ponerlo en lo que merece la pena. Integrando cabeza y corazón, logrando armonía, pensando en los demás. 



Una idea a modo de “flash" que podemos repetir, en especial con los hijos: “En tu interior pensarás lo que el corazón te dice”.




En el obrar humano todas las facultades actúan conjuntas, pero, como señala Karol Wojtyla, la voluntad es la que lleva las "riendas", iluminada con la razón. Contando con el corazón.       


Y hay que cuidar que no haya atrofias e hipertrofias de unas u otras, que alteran la personalidad, y el modo de actuar. Por ejemplo el voluntarismo, tan frío y sin empatía, o, el sentimentalismo, tan frecuente, en el que las emociones toman el control sin una razón que oriente. Y nos llevan a merced de los vientos, sin un puerto al que llegar. Estas hipertrofias deforman la personalidad, e impiden pilotar la propia vida. Incluso pueden producir trastornos de personalidad.




4) UNA ESTRELLA POLAR: UN LIDERAZGO ÉTICO Y VIRTUOSO

Aquí enlazamos con ideas de otro post: la "estrella polar" de nuestra vida. Todo lo bueno es bello. Ahí está la excelencia y el optimismo en el obrar humano: en lo más noble. Ya lo apuntaba Platón. Lo que se apoya en valores y motivos del tercer nivel: trascendentes, los que tienen en cuenta a los demás. 

No dejarse imbuir en falsos oropeles, éxito a toda costa, egoísmos, poder... Todo eso se desvanece pronto, no es sólido. Tener en cuenta la relación tan estrecha entre lo bueno y lo bello, entre ética y estética, que señalaban los clásicos. 

Apuntar a esa "estrella polar" que nos guía en el firmamento: la verdad, la bondad, la belleza. Orientarnos e iluminarnos con ella. Dejo enlace abajo.




* Por eso, el buen liderazgo debe ser noble. Es decir, un liderazgo ético. Apuntar a lo bueno, a lo mejor, a lo excelente. Como señalara Ludwing van Beethoven: "No conozco mayor signo de superioridad que la bondad." Pensar en los demás. Sin esta clave, todo liderazgo se puede convertir en capricho personal, incluso en manipulación. 

En esta línea, otra idea de Joubert: “La bondad consiste en estimar a la gente más de lo que se merece”. Si les tratamos un poquito mejor de como son en ese momento, les animamos a luchar por lograrlo. Y es precisamente ese ser mejor lo que hace al buen líder.



Asimismo, un liderazgo virtuoso, puesto que los buenos hábitos y virtudes son como los ladrillos que van conformando la personalidad de cada uno, y facilitan el obrar en esa línea. Además disfrutando de esas acciones. Y esa personalidad es lo que atrae, seduce, anima y da fuerza a los demás.



Las virtudes nos permiten pasar de la teoría a la práctica, del valor al hábito, del querer ser al ser efectivamente. Algo que nunca se logra en plenitud, y siempre tendremos que luchar por mejorar. Pero, nos dan mayor libertad para apostar por retos y metas importantes.


Algunas virtudes 

La más básica y fundamental es la humildad. La sencillez de mostrase cada uno como es, que se traduce y se corresponde con la realidad objetiva. Con la verdad sobre esa persona. Como ya señala Aristóteles, conocer es captar la realidad... Humildad para conocerse y conocer, para recibir un feedback... etc. Sin la verdad nada se puede construir: todo cae por falta de fundamento.



* Luego, otras muchas, y muy relacionadas entre sí, como la comprensión y la amabilidad, la empatía, el esfuerzo por mejorar, el optimismo, vital para apuntar a lo mejor, el perdón, tan necesario en las relaciones personales, la alegría, tan importante en la convivencia diaria, la confianza, base de todo lo demás, la resiliencia, especialmente en estos tiempos, el respeto y el servicio... etc.



* Y la mejor, la de más calado y categoría, la caridad, que no es otra cosa que el cariño a los demás, el ayudarles en lo que necesiten. La que cualifica a una persona como noble y buena. En especial la amistad y el amor, en los que se quiere el bien para el otro, los otros, como también apuntara Aristóteles.





5) ILUMINAR... 

Liderarse uno mismo, y seducir con una vida plena y atrayente. ¡Coherente!, que deje luminosidad y poso, y buen hacer. 

Cada persona lleva interior una luz capaz de iluminar un universo entero. Por eso, 

¡sé luz, sonríe, comprende, anima, acompaña, ilumina con tu cariño! 
 
                           No te canses de brillar para los otros.
                                                ¡Haz operativa tu misión!





Por eso, ante una dificultad o crisis podemos pensar y trabajar en lo que realmente podemos influir: enfocarse. Sin dejar espacio a la ansiedad, por lo que no podemos cambiar. Esto se puede representar mediante dos círculos concéntricos. El más pequeño, en el que podemos actuar, y, el que le rodea, más grande, en el que nada podemos hacer. Y necesitamos pensamiento y sabiduría para ver la diferencia. Y luego enfocarnos en lo que realmente podemos.



Lo trata S. Covey, uno de mis autores favoritos, en "Los 7 hábitos de las familias altamente efectivas", que recomiendo. Se trata de tener una meta clara en la mente, y enfocarse en el círculo de influencia de cada uno. Y no tanto en el de preocupación, en el que nada podemos hacer, que nos agobia y resta fuerzas, o nos hace enfermar. Genera estres, que a la larga se traduce en alteraciones somáticas. Es mejor centrarse en las posibilidades. Así se puede solucionar algo, anima, y motiva a luchar.

Al hacerlo de este modo, poniendo cabeza, incluso se puede ampliar esa zona de influencia mediante un buen liderazgo personal. Con autoconocimiento de nuestras cualidades y capacidades, con proactividad, enfocando a esa meta, apuntando a la misión personal.

Además, creando confianza en las personas que tenemos cerca. Y ayudándoles a conocerse y a trabajar sus talentos, enfocados en ayudar a los demás. Lo cual nos hace sentir mejor a todos.

La persona es tan grande que puede "olvidarse" un poco de sí misma, y enfocarse en los demás. Y ahí encuentra su más plena realización y por tanto la felicidad. Parafraseando a S. Kierkegaard, "la felicidad es una puerta que se abre hacia fuera"..., hacia los demás.


Resumiendo, madurez personal, que se traduce en actuar de acuerdo a la razón, afinando la capacidad de amar. Con cabeza y corazón, con autocontrol personal, con libertad responsable. Pasando del "vivir para mí, al vivir para ti"..., como señala J. B. Torelló. Lo cual nos hace más libres. 

Y todo esto se hace operativo mediante un proyecto personal, de pareja, de familia... etc., apoyado con "planes de acción" que nos ayuden a concretarlo en el día a día. El ejemplo arrastra y motiva, mucho más que cualquier otra cosa... En familia, con amigos, en el trabajo... Y en concreto nuestros hijos nos están mirando todo el día, y ¡nos copiarán!
 
Porque, el que lucha siempre está alegre, porque no da las batallas por perdidas. ¡Siempre hay algo que se puede hacer!



Acabo con un pensamiento de Tolstói: "El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere, sino querer siempre lo que se hace".



                                                                     Mª José Calvo
                                                                  optimistas educando
                                                                     @Mariajoseopt



Espero que te haya sido interesante, y puedes compartir con amigos y comentar. ¡Gracias!


Dejo enlaces relacionados: 




Nuestro-mejor-proyecto (de pareja)
                                                                
                                                            
URL del post:
http://optimistaseducando.blogspot.com/2020/06/liderazgo-personal-ii.html