Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

martes, 30 de julio de 2019

AMISTAD Y TRABAJO EN EQUIPO. PLAN DE ACCIÓN



PLAN 
DE ACCIÓN


AMISTAD, COMPAÑERISMO Y TRABAJO EN EQUIPO

Os propongo un plan de acción, que complementa algún post sobre la amistad. Y el tiempo de verano es buen momento para ello.




OBJETIVO: enseñar a los hijos a preocuparse de los demás, y a trabajar en equipo, descubriendo lo mejor de cada uno, y poniéndolo al servicio del equipo. Es la base de un buen liderazgo. Y es importante que los padres sepamos dar buen ejemplo de ello. 


                    EQUIPO = SI TÚ GANAS, ¡YO GANO!





 MEDIOS:
1-     En casa, con los padres y hermanos

Ø  La familia es el mejor equipo del mundo mundial. Colaborar con encargos y tareas, “arrimar el hombro” aunque cueste esfuerzo: ¡siempre compensa!



Ø  Escuchar, comprender, mirar a los ojos, tratar bien a todos

Ø  Empatía con los sentimientos de cada uno, saber ceder, nunca criticar

Ø  Disculpar, perdonar y pedir perdón. Acostumbrarse a pedirlo ante cualquier discrepancia

Ø  No ser quejicas ni blandiblug… Lo que cuesta se hace por algo valioso

Ø  Optimismo: descubrir lo bueno de los demás, sus cualidades y fortalezas, y aprovecharlo para el equipo

Ø Cuidar a las personas enfermas, bebés, abuelos, ancianos… La familia es donde aprendemos a querer a todos, y como consecuencia, seremos de veras felices.




2-    Con los amigos, en el colegio, campamento... etc.

Ø  Pensar en los demás, y tener detalles de servicio y compañerismo (hablar con ellos, acoger a todos, prestarles algo que necesiten, preguntar por lo que les preocupa…) Atenderles.

Ø  Hacer equipo: “Si tu ganas, yo gano”

Ø  Sentir la inmensa alegría de tener amigos: escuchar, comprender, ayudar, perdonar




Ø  Optimismo. Ver primero lo bueno que tienen, sus cualidades y fortalezas, y todo lo bueno que hacen

Ø  Hablar bien de los otros, no criticar, y menos cuando no están delante

Ø  Ponerse en su lugar, mostrar empatía, querer a todos, en especial a los que están enfermos o tienen problemas…






MOTIVACIÓN:

ü  Es importante el ambiente de familia que tengamos para que aprendan a querer, y a pensar en los demás. También a colaborar con las tareas y responsabilidades de la casa y de la familia, y con pequeños servicios a todos, pensando qué necesitan, o cómo alegrarles día. Con iniciativa y libertad responsable.

ü  Los hermanos mayores dan buen ejemplo y ayudan a los pequeños. Servicio atento a todos…

ü  Reconocer lo bueno que tienen y hacen. También sus fortalezas, y esfuerzo.


ü  Buscar un buen momento para explicar que, un amigo es el que te ayuda a mejorar como persona. Ser buenos amigos de sus amigos. Conectar con ellos y ayudarles.



ü  Y que los hijos se acostumbren a hablar en casa de sus cosas, de amistades y planes. “Perder tiempo” escuchándoles siempre es prioritario.



EVOLUCIÓN:

Según edades y gustos, se puede hacer un mural con pequeñas metas concretas, o, anotar en una agenda. Es bueno que apunten lo bueno que han conseguido, el esfuerzo, para alegrarse y animarse.
También se puede hacer una tertulia, para ver cómo han ido esos puntos de lucha, para motivarles y celebrarlo, no solo cuando sale bien... Y así ¡volver a intentarlo! 


                             ¡¡Siempre descubriendo y fomentando lo positivo!!
  
                                      


Espero que os pueda servir en vuestra familia concreta. Los amigos son muy importantes, y el ayudar a los demás siempre merece la pena.




Además, es la forma de mejorar cada uno, de lograr lo mejor de nosotros, lo que estamos llamados a ser, y, el modo de ser más feliz, sin buscarlo. "La puerta de la felicidad siempre se abre hacia afuera", hacia los demás, como recuerda Kierkegaard. 




Mucho ánimo y paciencia, y saber ver todo bueno que tienen, hacen, sus ilusiones de mejora... Ese es el "secreto" de estimular lo mejor de ellos, y lograrlo, como señala Goethe.




METAS ALCANZADAS








Dejo algunos enlaces relacionados: 

         *Cuidar la amistad

         *Estimular la fortaleza 

         *Colaborar con los encargos
       
             "Comenzar y recomenzar"...

             Lucha-personal-y-resiliencia

          *Educar en la libertad 


 * "Educar-la-voluntad"  

          * 4 claves-para-educar-en-el-mundo-digital 


                                                                         
                                      


                                                          Mª José Calvo
                                                          @Mariajoseopt
                                                          optimistaseducando.blogspot.com




URL:

https://optimistaseducando.blogspot.com/2019/07/amistad-y-trabajo-en-equipo-plan-de.html

jueves, 25 de julio de 2019

UNA VIDA CON FUTURO


                             IDEAS PARA UNA VIDA MÁS PLENA



Hoy tenemos el honor de contar con un autor invitado: José Manuel Bautista. Es profesor, escritor y emprendedor. Con mucho bagaje y experiencia universitaria a nivel internacional.


Os dejo su web: http://josemanuelbautista.net/ 


Compartimos ilusión por ayudar a las personas en el ámbito familiar y pedagógico. Facilitar valores, basados en principios, que aporten un sentido más pleno a la vida. Sin más, os dejo con él, con este magnífico post tan optimista y animante. 






"Se han escrito muchos decálogos. El mío es solo una humilde aportación.

Creo que estamos en el mejor momento de la historia. Puede que sea una apreciación personal, pero es lo que creo.
Para muchas personas decir esto no es verosímil, porque la vida está llena de crisis y catástrofes, naturales, sociales y personales. Pero esto también tiene que ver con el juego de mirar con ojos optimistas o pesimistas la vida.
Por eso, una posibilidad importante es afirmar que es tiempo de la verdad y para la verdad. Es tiempo del bien y de la bondad.
Cada día está lleno de oportunidades para ello. No temas a aquellos, ni les sigas, que te dicen que la vida es un tren que pasa. No es verdad.

Las oportunidades son como un autobús que pasa. Y pasa cada día. A cada hora.
LO IMPORTANTE ES SUBIRSE EN ÉL. Y CADA DÍA, A CADA HORA, TIENES UNA NUEVA OPORTUNIDAD. POR ESO, MANTÉN LA ESPERANZA.

Años de pesimismo

Recuerdo que me encontré con una persona pesimista. Fuera de España. Todo el tiempo quejándose de lo mal que estaba todo, de las pocas oportunidades que te ofrece la vida. Hablar con él era llenarse de tristeza.
Le escuché. Casi me pongo a llorar. Lógicamente este tipo de personas contagia, de la misma forma que contagian aquellos que nos rodean y que viven la vida con inmensa alegría. Estos últimos también tienen problemas, como todos. Pero los miran de otra forma, les dan otro significado. Los problemas ya no son tal, son oportunidades. Son personas posibilistas.
El pesimismo puede ser fruto de una vida estresada. Los pensamientos negativos te pueden llevar a estar deprimido, en un estado de ansiedad más o menos permanente.
La ansiedad te puede llevar a la depresión. De ahí se sale, pero cuesta más.
La conversación fue sincera con este amigo, cosa que siempre hay que agradecer: es la puerta abierta para una palabra transformadora. Así le di tres consejos:
  1. Conoce tus pensamientos negativos y trata de encontrar el origen de los mismos. Mira cómo te afectan y revisa tus creencias.
  2. Cuida tu lenguaje, mucho de lo que decimos se queda grabado en nuestra mente y, finalmente, se hace realidad.
  3. Practica la virtud, ayuda a los demás, el optimismo crece cuando lo compartes.


Para todo ello necesitas voluntad, propósito y determinación. Y esto está al alcance de tu mano.


        Decálogo para una vida con futuro

A aquel joven amigo y a ti mismo que me lees te propongo este decálogo. A mí me ha ayudado mucho.





  1. Todas las dificultades, conflictos, trastornos y dudas están bellamente orquestadas para promover nuestro crecimiento.

  2. La vida es un gran proyecto, apasiónate.

  3. Aprende, convierte la vida en un puro aprendizaje.

  4. Persigue con esfuerzo y determinación tu sueño.

  5. Preocúpate por la economía del bien común.

  6. Coopera, colabora, comparte.

  7. La amabilidad es lo que construye negocios que perduran.

  8. Sé responsable. Fija tus objetivos.

  9. Mantén tus promesas. Cumple tus tareas.

  10. Y hazlo con humildad, este es el ingrediente para crear un bello legado.





Mil gracias José Manuel por tus palabras tan amables, delicadas y acertadas. Es reconfortante escuchar que es tiempo de la verdad y para la verdad. Es tiempo del bien y de la bondad. Como ya señalara L. van Bethoven, "el único símbolo de superioridad que conozco es la bondad".




Solo queda trabajar en ello, y concretarlo: necesitas voluntad, propósito y determinación. Y quizá un poco de optimismo, para apuntar a lo mejor, a lo excelente, y no dar las batallas por perdidas.




¿Te ha gustado el post? ¿Me ayudas a difundirlo...? Puedes copiar la URL o compartir con los botones de abajo de RRSS. ¡Muchas gracias! Quizá ayudes a alguna persona.



Dejo algunos enlaces relacionados por si te interesa algún tema:


  *Afrontar la vida con optimismo

  *Crecimiento personal 

  *Lucha-personal-y-resiliencia


  *Estimular la fortaleza 

  * Un-año-nuevo..., ¡lucha nueva!




                                                                
                                                                                    Mª José Calvo 
                                                   optimistaseducando.blogspot.com
                                                                                                                                                                       @Mariajoseopt



URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2019/07/una-vida-con-futuro.html

jueves, 18 de julio de 2019

ADOLESCENTES Y SUS EMOCIONES

          

       Comprender las emociones del adolescente




Hoy tenemos una autora invitada: la escritora y orientadora familiar Victoria Cardona Su portal es  http://www.vidadefamilia.org

Ambas compartimos la ilusión por ayudar a las familias a lograr lo mejor de cada una. Y recibimos esta herencia de una gran persona: el profesor Oliveros F. Otero, uno de los primeros en Orientación Familiar, y pionero en algunos técnicas de formación. 

Así que os dejo con ella, en un tema de sentimientos y adolescentes, que a veces nos resulta un poco complicado, pero, si vamos  a lo esencial, se simplifica mucho: escuchar en las miradas, en las palabras, en las acciones, en los modos..., valorar sentimientos, mostrar compresión y empatía, charlar, hacernos más amigos suyos, ¡sin dejar de ser padres!







           Comprender, tener empatía y dar consuelo




Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza. (Proverbio persa).


Es seguro que las emociones que sentirá el adolescente serán mudables: un día estará triste y el otro eufórico.


Tiene la emotividad revolucionada y, si tenemos empatía, sabremos distinguir cuándo su problema es real y necesitará consuelo o cuándo es pasajero para pasarlo por alto.


Estaba en casa de unos amigos. Me gustó la frase de su hija de trece años cuando les pedía a sus padres con una sonrisa: “No me digáis nada ahora, que estoy un poco borde”. 



Ella deseaba como este muchacho la comprensión de sus padres: “Cuando queremos comunicarnos con nuestros padres, sucede que no están atentos a lo que les decimos, van acelerados, parece que nos pregunten sólo para cubrir el expediente; no se enteran que deseamos de verdad que se fijen en nosotros y conozcan nuestras preocupaciones”.


Nuestros hijos nos envían un mensaje: por mucho que le demos bienestar físico y otras compensaciones materiales, él quiere nuestro tiempo y no quedar abandonado en la habitación, a pesar de que lo acompañe la más alta tecnología y tenga la pared forrada de pósteres de sus ídolos preferidos.


No demostraremos ni empatía ni consuelo, si ironizamos o si decimos rutinariamente: “ánimo”, “descansa”, “alégrate”. 



¿Cómo podemos decir a un hijo que “se anime”, si no le damos algún motivo para hacerlo? ¿O pedirle que “descanse” si ha de salir rápidamente para una competición? ¿O que “se alegre” si acaban de decirle en el instituto que no podrá pasar al bachillerato porque ha suspendido matemáticas y lengua?



Un amigo mío me comentaba que no había olvidado la fusión de sentimientos, palpable entre él y su hijo, cuando - sin cruzar una palabra - lo había abrazado muy fuerte a la llegada del funeral de un compañero de clase, muerto en accidente automovilístico: “...quedamos más estrechamente unidos aquel día en que yo compartí su dolor, que con las mil y un conversaciones que habíamos mantenido anteriormente. Comprendí que, en aquel instante, mi consuelo y soporte eran un punto importante en su vida en aquella situación de una gran pérdida inesperada. No era preciso hablar, mi hijo sabía que yo estaba a su lado. No estaba solo en el dolor, yo estaba con él de todo corazón, abrazándolo fuertemente con ojos llorosos y sin decirle nada.”



Los padres tendremos que comprender el idioma del adolescente para tener empatía y darle consuelo, este modo afectuoso que hace bien al alma y que se demuestra con pequeñas delicadezas que salen del corazón y que hacen visible nuestro apoyo y cariño hacía él. Lo necesita.



(De "Un extraño en casa", Editorial Viceversa)


Victoria Cardona
Escritora y orientadora familiar



Gracias Victoria, encantada de tenerte en este pequeño espacio familiar y entrañable, lleno de optimismo y valores auténticamente humanos. 




Espero que te haya gustado el post, y ¡gracias por compartir!


Mª José Calvo
Optimistas Educando y Amando
@Mariajoseopt



Dejo enlaces relacionados:



URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2019/07/adolescentes-y-sus-emociones.html