Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

martes, 21 de diciembre de 2021

¡QUE OS QUERÁIS...!



                                             ¡QUE OS QUERÁIS!

     

En estos días en los que nos acercamos a la esperada Navidad, qué importante es hacer buen ambiente en familia, con tono humano alegre y optimista, y sentido del humor, que lleva a ver todo lo bueno de los demás, incluso en circunstancias adversas. Con mirada optimista todo se puede afrontar. Así los problemas se relativizan, cobran su verdadero valor, y permite una buena convivencia.  

Y todos necesitamos sentirnos queridos. El ambiente de cariño, de confianza y libertad, facilita luchar por lo mejor de cada uno. Te lo contaba en el post "el arte de la convivencia".


Somos seres familiares. La familia es lo más valioso que tenemos y necesitamos. El ámbito donde cada uno se construye como persona, en ese entramado de las relaciones auténticamente personales sumergidas en cariño. A cada uno se le valora y quiere por quien es.   

En ella despliega su más hondo sentido cada persona, y su afectividad, al sentirse de veras querida y poder querer a los demás. Porque, las personas son lo más importante, y la relación con ellas también. Debemos poner el corazón en ello.


Por eso es bueno apostar por una dinámica familiar en la que cada uno pueda dar lo mejor de sí, pensando en los demás. De esa forma se aprende a querer, algo vital: la "misión" más importante de la vida, y la que nos hace más felices.

           
Un pensamiento de gran calado del genial G. K. Chesterton: "El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen… no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia."



Amor en la pareja

*1) Priorizar
       
El amor de pareja es el origen y núcleo de la familia. Es necesario aprender a priorizar la relación: hacer que el otro sea lo más importante, porque lo llevamos en el corazón, y así lo decidimos. Descentrarse de uno mismo para poner al ser querido en el centro de pensamientos y afectos. Y esto, renovarlo cada día con ilusión. Como dice Jose Pedro Manglano, el amor es como el pan: hay que estrenarlo cada día. El de ayer se ha quedado duro.

Mimar la relación, cuidarla, protegerla, custodiarla, que pueda mejorar con el tiempo como un buen vino en barrica de roble... Uno se casa para querer al otro, para ayudarle a conquistar lo mejor de sí, a la luz del cariño. Tener este pensamiento en el punto de mira facilita la relación y la hace crecer como la espuma.




       
* 2) Talentos

Además, el amor es clarividente: permite ver las cualidades y talentos del otro, en los que es especial, y toda esa grandeza a la que puede llegar si lo desarrolla. De esa forma le podremos ayudar, con la fuerza del cariño, a trabajarlo con ilusión y deportividad. Y viceversa... Sin desanimarse ni rendirse a las dificultades del camino, que siempre habrá, pero nos ayudan a pelear por lo que queremos y valoramos.

Por tanto, descubrir fortalezas y cualidades para desarrollarlas. Teniendo una actitud optimista y esperanzada ante la vida. Apuntar a lo mejor con esperanza: esa luz que siempre atraviesa nuestra vida. Porque, el sol siempre cabalga por encima de las nubes... nos dice J. R. Tolkien. 





Querer significa pensar en la otra persona, mirarle a los ojos, buscar tiempo para hablar y conectar, para divertirse, para hacer cosas juntos… Ver lo que necesita, lo que le alegra, sonriendo aunque no apetezca siempre, o el corazón esté frío... Se trata de desplazar el centro de atención del yo al tú, como señalara J. B. Torelló.


Sin embargo, la convivencia se hace difícil si no se concreta ese querer, si no se trabaja, si uno se deja llevar por apetencias del propio "yo", tan egótico muchas veces. 

Se trata de poner al ser querido en el centro de la vida, y de los afectos, teniendo un alma generosa, cediendo, aprendiendo a contemplarlo… Buscando su bien, como ya apuntara Aristóteles. Es decir, que sea bueno: que sea cada día un poquito mejor. De ahí la necesidad de aceptarle primero tal como es, haciendo énfasis en sus virtualidades y capacidades singulares, que apuntan a su mejor personalidad. Así podrá desarrollar ese potencial, ayudado del cariño que le otorgamos.

Un pensamiento del gran Juan Pablo II: "El amor es mirar al otro, no para servirse de él, sino para servirlo." 


       

      

* 3) Sentimientos y afectividad

Por eso, se necesita tiempo para estar juntos, para comprender y sintonizar, para compartir sentimientos, que es lo que nos enriquece la vida. Seleccionando los mejores y más nobles, para agradecerlos y fomentarlos, y desechando los que no merecen la pena o nos hacen peores personas. Enfados, individualismos, malas contestaciones...

      
De esta forma, el otro se convierte en ese amigo incondicional con el que se quiere compartir la existencia entera, porque se le quiere infinito. Es el que nos ayuda a dar lo mejor de uno, y nos colorea todo el universo.


Muchas veces la alegría hunde sus raíces en forma de sacrificio gustoso por quienes amamos. Es lo que nos hace felices, y lo que convierte una casa en un “hogar” cálido donde todos están a gusto. Donde se tienen ganas de volver, porque se respira paz y alegría, detalles concretos de cariño.

  


Cuando amamos nos sentimos como arrastrados por una fuerza trascendente, 
pero no nos sentimos prisioneros, sino libres, 
dueños de nuestro destino.

Respondemos a la llamada, a lo que podemos llegar a ser
gracias al amor.
 



* 4) Conversaciones y ternura

Como hemos mencionado, la convivencia se alimenta de conversaciones, que son la forma de intercambiar intimidades. Son un diálogo de pensamientos y afectos... Escuchar primero, para comprender el mundo interior de la persona querida. 

También es bueno pensar qué tema o asunto se habla en cada situación, mirando las necesidades del otro, de los otros. Compartir lo que se tiene en la cabeza y en el corazón que enriquezca la relación. Muchas veces significa hablar con el corazón. Y descubrir la magia de conectar: que mi mundo sea su mundo, y viceversa; es decir: "nuestro mundo". Guerra a "lo mío" y "lo tuyo", que desune; desde el día del sí quiero, lo mío es tuyo, y viceversa.





El dejarse llevar de las prisas no favorece la comunicación ni la empatía. El trato se hace superficial, no se comprende de veras los estados del alma del otro. Y la ternura es lo propio del amor, lo que da fuerza: hace sentirse entrañablemente querido, querida. Porque, para dos que se aman lo pequeño es siempre grande. 


Es preciso descubrir la importancia de los detalles en las relaciones personales. De ese modo, como señalara Oliveros F. Otero, nos descubrimos como personas, y también descubrimos a los demás en sus mejores actuaciones. Nos quedamos con lo mejor de cada uno, que es la forma de conocerlos bien. Te lo cuento en "los detalles del amor", y "descubriendo a Mr. Banks".

         

* 5) El perdón

Y, en cualquier relación, es fundamental aprender a perdonar lo que sea necesario. Como señalara la gran filósofa y pedagoga Jutta Burggraf, todos somos vulnerables y muchas veces necesitamos más cariño del que podemos merecer… El perdón sana las heridas, pone un punto y final a lo menos honorable. Así podemos apostar por un nuevo comienzo, con ilusión renovada.

Hay que liberar esos rencores, culpas, agravios, prejuicios, murmuraciones... Walt Disney decía que “la vida es demasiado corta como para no perdonar.” 




Sin embargo, el amor, por el camino del capricho y del “me apetece” se hace egoísta, y se va carcomiendo y destruyendo poco a poco. El tiempo que no compartimos, el detalle que no tenemos, el beso que no damos..., la ayuda que no prestamos... 


                                     Las pequeñas cosas construyen,
                               pero las indelicadezas corroen el amor







Por eso, el primero que pide disculpas es el más valiente, y el que quiere amar. El primero que perdona es el más comprensivo y generoso. Y el que olvida pronto se siente feliz. ¡Siempre compensa!, y ayuda al otro a sentirse querido.

Así se puede restaurar la paz, y llegar al fondo del alma de la persona que nos ilumina la vida, conectar, y descubrir la dicha de caminar juntos en esa gran aventura para los dos.





* 6) Alimentar el amor: empatía y paciencia

Luchar por una comunicación empática, mirar a los ojos, compartir ideas, sentimientos, alegría por cualquier proyecto, cosas positivas, trabajo en equipo…, ayuda y detalles concretos. Porque, "obras son amores..."

Aquí es importante la comprensión y las neuronas espejo para ver los estados afectivos de la otra persona, sus alegrías y dificultades. Así, ponerse a su disposición en lo que pueda necesitar. Tener un alma grande, generosa, capaz de querer, sobre todo a quien uno se compromete en querer, en ese proyecto vital entusiasmante.

Poner empeño en alimentar ese "fuego" del amor con pequeños detalles cotidianos: que se acreciente día a día. No dejar que las ventiscas del invierno lo apaguen...

Lo que no se cuida y se "alienta" se va consumiendo con el pasar de los días. En este planeta, todo lo importante, lo que vale la pena, necesita paciencia y esfuerzo, hay que cuidarlo y custodiarlo. Mucho más el amor, algo tan hondo y frágil, pero vital, puesto que aporta trascendencia a nuestras acciones y a la vida entera. Y nos da ecos de eternidad.
 




* La vida se reduce a quererse, a cuidarse

Cada hogar, saturado de cariño, puede ser un remanso de paz y serenidad. Por encima de las contrariedades de la vida, y de las diferencias personales, que enriquecen a la familia, se tiene que percibir ese cariño hondo y sincero, transformador, base de las relaciones familiares.


En la propia pareja, cada uno es diferente, tiene sus gustos y aficiones; a veces su carácter y su genio, y sus defectos... Pero también cosas agradables y simpáticas, cualidades y fortalezas. Hay que poner el énfasis en todo lo bueno.  Al otro siempre se le puede querer por miles de motivos: por la grandeza de ser persona, por sus cualidades y su cariño, incluso por sus debilidades... Lo cual muestra y hace florecer la ternura y la comprensión. Acercamiento y cariño, ayuda eficaz.





Quizá habrá en alguna ocasión disgustos o peleas, pero no permitir que el cariño se lesione y se vaya horadando, sino cuidarlo para que crezca en compresión. Mantener a raya el propio orgullo, que envenena el alma, entrenarse en calmarse en los pequeños enfados, y pedir perdón, aunque se crea llevar "razón". Hará buen ambiente, aporta cariño y regenera la relación. 

Más vale la unidad de los dos, que el "ganar" una pelea y herir al otro. Puedes ampliar en el post "las heridas del amor".

Si cada uno se centra en pulir su propio carácter, en conquistar pequeños objetivos que hagan la vida más agradable a los demás, y no en intentar "cambiar" al otro, todo mejora y se hace más llevadero. Saber disculpar siempre, dejar una salida honrosa..., y centrarse en mejorar uno mismo.





Cuando hay amor auténtico, generoso, desinteresado, ese amor anula y supera lo que parece contrariar o es motivo de diferencias. Incluso hace que esas diferencias se conviertan en fortalezas, al hacer equipo. Puedes leer: "¿conciliar, integrar?, si quieres ¡puedes!" Y se logra sinergia.


De ahí la importancia de la lucha por tener autodominio personal y voluntad entrenada, para no destruir la paz del hogar y el cariño mutuo. El dejarse llevar de la impulsividad no ayuda, sino que empeora las cosas. En algunas situaciones es mejor poner tiempo y espacio para calmarse y calmar la tensión. Esperar. Y luego dar un toque positivo.


Se necesita fuerza para controlar el carácter, las faltas de generosidad, críticas interiores, enfados o impertinencias en ocasiones..., los caprichos egoístas, el individualismo, teniendo en cuenta y priorizando los gustos del otro. Tener un corazón generoso. No perder el control y ofender a la persona que más se quiere del planeta. Si no, el alma se acostumbra a la mediocridad, que sepulta el amor. Lo desarrollo en "el cariño construye familia".


Por eso, entrenarse en disculpar, en comprender, en esperar, en tener paciencia, decir las cosas en positivo... Descubrir la satisfacción y dicha del sacrificio gustoso por quienes amamos. Y un poco de sentido del humor alivia en situaciones difíciles. 




Pero a veces somos débiles y fallamos. Cuando uno falla, es el otro el que toma el timón y serena la situación. Y al contrario. No dejarlo a merced de los vientos. ¡Nunca enfadarse los dos a la vez! y perder el control de la nave.

Que no se quiebre el afecto con la persona más importante de nuestra vida. Reanudar la intimidad con una sonrisa, que todo lo facilita. Y puede ser el punto de partida para ir hacia adelante, bien unidos, disfrutando. Apuntando a la meta y "misión" de nuestra vida. 






Espero que te haya gustado, y lo puedes compartir con amigos. ¡¡Muchas gracias!!


                                                                      Mª José Calvo
                                                                      @Mariajoseopt
                                                            optimistas educando y amando




Pongo algunos enlaces relacionados:




                                                 


* El belén que puso Dios

* Días de familia








  *¿conciliar, integrar?: "¡si-quieres-puedes!






  
                                                                

URL del post: 
https://optimistaseducando.blogspot.com/2021/12/que-os-querais.html

miércoles, 24 de noviembre de 2021

EL ESPEJO DE GALADRIEL



                      EL UNIVERSO DE TOLKIEN IV: LA DAMA GALADRIEL




Seguimos con J. R. R. Tolkien y su Legendarium. En entradas anteriores hemos tratado un poco las muchas dificultades y avatares de su vida, su amor indestructible por Edith, cuidado cada día, su trabajo y su familia, su imaginación y creatividad, desde las palabras y los lenguajes, y algunas pinceladas de "El Señor de los Anillos" para animar a profundizar y disfrutar de la belleza de su impresionante legado. Todo un mundo mítico. Seguimos con ellas...



Para comprender mejor, en una de sus cartas nos dirá: "El mío no es mundo «imaginario», sino un momento histórico imaginario de la «Tierra Media», que es el lugar donde vivimos."

Las Cartas de JRR Tolkien, Carta 183.




6ª Pincelada

El Espejo de Galadriel

Frodo se encuentra en camino para alejar el Anillo de la Comarca. Después de Rivendel y el Concilio de Elrond, la Compañía del Anillo va hacia el sur, y entra en el Bosque de Lothlórien.

Es el reino de la Dama del BosqueGaladriel. Su nombre significa "doncella enguirnaldada de un brillante resplandor". Es una Elfa Noldor, hija de Finarfin y Eärwen, protagonista en el Silmarillion.

Marcha a Beleriand, aunque no con Fëanor, y allí, en el reino de Thingol, conoce a Celeborn. Se enamoran y se casan. 

Serán los Señores de Lothlórien, y tendrán una hija: Celebrian. Ésta se casará con el caballero Elrond, descendiente de Beren y Lúthien, y será el Señor de Rivendel, con la gran sabiduría de su pueblo.

Galadriel, así como Elrond, interviene en el Concilio Blanco con los más Sabios de la Tierra Media.


Los Elfos fueron los Primeros nacidos, para los cuales los Valar pusieron las estrellas en el firmamento para que les iluminaran. Y eso fue lo primero que vieron, que se les quedó muy grabado en su interior, y da significado a su vida.


Ella es la última de los Elfos Eldar en la Tierra Media, que vio la luz de los dos Árboles de Valinor. Sus ojos reflejan esa hermosa luz. Dejo un pequeño fragmento de El Silmarillion de los Días Antiguos para situarse:

"Y cuando Valinor estuvo acabada y establecidas las mansiones de los Valar, en medio de la llanura de más allá de los montes edificaron su ciudad, Valmar, la de muchas campanas. Ante el portal occidental había un montículo verde, Ezellohar, llamado también Corollairë; y Yavanna lo consagró, y se sentó allí largo tiempo sobre la hierba verde y entonó un canto de poder en el que puso todo lo que pensaba de las cosas que crecen en la tierra...

...nacieron dos esbeltos brotes; y el silencio cubría el mundo entero a esa hora y no se oía ningún otro sonido que la voz de Yavanna. Bajo su canto los brotes crecieron y se hicieron hermosos y altos, y florecieron; y de este modo despertaron en el mundo los Dos Árboles de Valinor, la más renombrada de todas las creaciones de Yavanna. En torno al destino de estos árboles se entretejen todos los relatos de los Días Antiguos". De J.R.R. Tolkien, El Silmarillion, Del Principio de los Días.




Pero ahora estamos en la Tercera Edad, en El Señor de los Anillos, en el Bosque de Oro. Una cita que nos sitúa en el ambiente del Bosque: 

“Hermoso y peligroso es el Bosque de Oro, pero sólo la maldad puede tenerle miedo con alguna razón, o aquellos que llevan alguna maldad en ellos mismos.”  Por eso algunos decían que había allí una hechicera...






La Dama Galadriel es una de los tres Elfos que poseen un Anillo élfico. El suyo es Nenya, el Anillo Blanco, cuyos poderes son la protección. Capaz de preservar las cosas sin mancha. Su poder era grande, y el tiempo parecía que no transcurría en Lorien como en otros lugares de la tierra Media. Con él Galadriel logra un reino exuberante en belleza, percibe eventos, incluso lejanos, y le permite protegerse de las fuerzas oscuras de Sauron. 

Después de saludarlos uno a uno, y hablarles en privado a su interior con el pensamiento, llama a Frodo y lo lleva hacia el Espejo, pues le considera sabio para mirar en él.

"—He aquí el Espejo de Galadriel —dijo—. Os he traído aquí para que miréis, si queréis hacerlo. El aire estaba muy tranquilo y el valle oscuro, y la Dama era alta y pálida.

—¿Qué buscaremos y qué veremos? —preguntó Frodo con un temor reverente.
—Puedo ordenarle al espejo que revele muchas cosas respondió ella— y a algunos puedo mostrarles lo que desean ver. Pero el espejo muestra también cosas que no se le piden y éstas son a menudo más extrañas y más provechosas que aquellas que deseamos ver. Lo que verás, si dejas en libertad al espejo, no puedo decirlo. Pues muestra cosas que fueron y cosas que son y cosas que quizá serán. Pero lo que ve, ni siquiera el más sabio puede decirlo. ¿Deseas mirar?"








El singular Espejo de Galadriel muestra en especial lo que cada uno lleva en la cabeza y el corazón, y lo que puede conseguir con esos pensamientos, metas, talentos, esfuerzo y trabajo... El pasado, el futuro, todo cambiante con la propia libertad y capacidad de luchar de las personas por ideales nobles. 


No se trata tanto de lo que uno quiere ver, sino de vislumbrar horizontes y posibilidades... Porque, en ocasiones queremos mirarlo todo, saberlo todo, no perdernos nada, pero muchas veces no es ni necesario, ni provechoso. Ni se puede forzar a lo que uno quiere... Centrarnos en lo importante, en lo que tenemos que hacer: enfocarnos en nuestra misión. Solo tenemos el tiempo necesario para nuestro cometido: no desperdiciarlo, sacarle provecho. Pensar "qué hacer con el tiempo que se nos ha dado" aconseja Gandalf hablando con un Mediano. lo que nosotros no hagamos, nadie lo hará..., como le dice la Dama Galadriel a Frodo, el Portador del Anillo.


"Recuerda que el espejo muestra muchas cosas y que algunas no han ocurrido aún. Algunas no ocurrirán nunca, a no ser que quienes miren las visiones se aparten del camino que lleva a prevenirlas. El espejo es peligroso como guía de conducta."



Ella, en el fondo los conoce bien a todos, y anima a cada uno de la Compañía, personalmente en lo que necesita en concreto. Cuando se van del bosque de Lothlórien, a cada uno le hace un regalo singular. A Aragorn le regala una piedra de elfo con poderes curativos: Elessar, cuyo nombre será significativo para él y lo utilizará en tiempos gloriosos. A Frodo le regala la luz de Eärendil que le iluminará en los lugares donde otras luces se apagan... 

Eärendil es otro personaje del Silmarillion, descendiente de Idril -una Elfa- y Tuor, -un Hombre-, y por tanto medio Elfo medio Hombre. Se aventura a través del mar hacia Valinor para pedir perdón y ayuda a los Valar por los hechos deleznables del pasado de Elfos y Hombres. Su nombre significa "amante del mar" en Quenya. Aprendió el arte de navegar con Círdan de los Puertos, e interviene en la lucha de los Edain, -hombres en Sindarin-, y Elfos, contra el Señor Oscuro.




Una cita de El Concilio de Elrond para ver la genealogía, que llega a los Días Antiguos de El Silmarillion, que te contaré en otro post.

Dice Elrond, Señor de Rivendel"Mi memoria llega aún a los Días Antiguos. Eärendil era mi padre, que nació en Gondolin antes de la caída, y mi madre era Elwing, hija de Dior, hijo de Lúthien de Doriath. He asistido a tres épocas en el mundo del Oeste y a muchas derrotas y a muchas estériles victorias.” 







Y este pequeño fragmento de Galadriel en la Comunidad del Anillo, sobre el regalo de la luz de Eärendil en su despedida a Frodo:

"Y tú, Portador del Anillo —dijo la Dama, volviéndose a Frodo—; llego a ti en último término, aunque en mis pensamientos no eres el último. Para ti he preparado esto. —Alzó un frasquito de cristal, que centelleaba cuando ella lo movía, y unos rayos de luz le brotaron de la mano—. En este frasco —dijo ella— he recogido la luz de la estrella de Eärendil, tal como apareció en las aguas de mi fuente. Brillará más en la noche. Que sea para ti una luz en los sitios oscuros, cuando todas las otras luces se hayan extinguido. ¡Recuerda a Galadriel y el espejo!

Frodo tomó el frasco y la luz brilló un instante entre ellos y él la vio de nuevo erguida como una reina, grande y hermosa, pero ya no terrible. Se inclinó, sin saber qué decir."

 

La Dama del Bosque había depositado en un frasco de cristal la luz del barco de Eärendil para guiar al Portador del Anillo en su viaje a las tierras de Mordor para destruir el Anillo Único. Más tarde, en la guarida de Ella-Laraña, saturada de una oscuridad pavorosa y densa, le ayudará a vencerla, y a Sam en su intento de abatirla, así como con los centinelas de la torre de Cirith Ungol... Pues su luz contrarresta el poder del mal.


En la despedida a Frodo, le dice Galadrieltu llegada a Lothlórien es como una campana que anuncia el final del tiempo. Una realidad que reitera mucho Tolkien: la mortalidad y los anhelos de inmortalidad, de pervivir, de "permanecer", del ser humano. Tanto si vence en su misión, como si es vencido por el Señor Oscuro, sembrando el odio por doquier. 



En el Legendarium de Tolkien hay muchas historias. Él quería narrar historias en las que cada lector usara su imaginación, y se "asomara" como en un espejo y viera lo que en ese momento le sugería, según su pensamiento o experiencia, y no tanto un mensaje ya dado, como sucede en las alegorías. Como él la denomina, su aplicabilidad personal. El espejo de Galadriel y toda su obra es como un reflejo para cada uno de nosotros. Un reflejo de nuestro mundo, en la Tierra Media, que nos ilumina y da su luz y su esperanza. 




Dejo una cita un poco larga del libro, en Ed. Minotauro, que te recomiendo, mucho más que las películas, y me parece preciosa para conocer a la Dama Galadriel, de la casa del Rey Finwë de los Elfos Noldor...


"-Sé lo que viste al final -dijo ella - pues está también en mi mente. ¡No temas! Pero no pienses que el país de Lothlórien resiste y se defiende del enemigo sólo con cantos en los árboles, o con las débiles flechas de los arcos élficos. Te digo, Frodo, que aún mientras te hablo, veo al Señor Oscuro y sé lo que piensa, o al menos lo que piensa en relación con los elfos. Y él está siempre tanteando, queriendo verme y conocer mis propios pensamientos. ¡Pero la puerta está siempre cerrada!

La Dama levantó los brazos blancos y extendió las manos hacia el este en un ademán de rechazo y negativa. Eärendil, la Estrella de la Tarde, la más amada de los elfos, brillaba clara allá en lo alto. Tan brillante era que la figura de la Dama echaba una sombra débil en la hierba. Los rayos se reflejaban en un anillo que ella tenía en el dedo y allí resplandecía como oro pulido recubierto de una luz de plata, y una piedra blanca relucía en él como si la Estrella de la Tarde hubiera venido a apoyarse en la mano de la Dama Galadriel. Frodo miró el anillo con un respetuoso temor, pues de pronto le pareció que entendía.

-Sí -dijo ella adivinando los pensamientos de Frodo-, no está permitido hablar de él y Elrond tampoco pudo. Pero no es posible ocultárselo al Portador del Anillo y a alguien que ha visto el Ojo. En verdad, en el país de Lórien y en el dedo de Galadriel está uno de los Tres. Este es Nenya, el Anillo de Diamante, y yo soy quien lo guarda.

»Él lo sospecha, pero no lo sabe aún. ¿Entiendes ahora por qué tu venida era para nosotros como un primer paso en el cumplimiento del Destino? Pues si fracasas, caeremos indefensos en manos del enemigo. Pero si triunfas, nuestro poder decrecerá y Lothlórien se debilitará, y las marcas del Tiempo la borrarán de la faz de la tierra. Tenemos que partir hacia el oeste, o transformarnos en un pueblo rústico que vive en cañadas y cuevas, condenados lentamente a olvidar y a ser olvidados.

Frodo bajó la cabeza. -¿Y vos qué deseáis?

-Que se cumpla lo que ha de cumplirse -dijo ella-. El amor de los elfos por esta tierra en que viven y por las obras que llevan a cabo es más profundo que las profundidades del mar, y el dolor que ellos sienten es imperecedero y nunca se apaciguará. Sin embargo, lo abandonarán todo antes que someterse a Sauron, pues ahora lo conocen. Del destino de Lothlórien no eres responsable, pero sí del cumplimiento de tu misión. Sin embargo desearía, si sirviera de algo, que el Anillo Unico no hubiese sido forjado jamás, o que nunca hubiese sido encontrado.






-Sois prudente, intrépida y hermosa, Dama Galadriel - dijo Frodo y os daré el Anillo Unico, si vos me lo pedís. Para mí es algo demasiado grande.

Galadriel rió de pronto con una risa clara.

-La Dama Galadriel es quizá prudente -dijo-, pero ha encontrado quien la iguale en cortesía. Te has vengado gentilmente de la prueba a que sometí tu corazón en nuestro primer encuentro. Comienzas a ver claro. No niego que mi corazón ha deseado pedirte lo que ahora me ofreces. Durante muchos largos años me he preguntado qué haría si el Gran Anillo llegara alguna vez a mis manos, ¡y mira!, está ahora a mi alcance. El mal que fue planeado hace ya mucho tiempo sigue actuando de distintos modos, ya sea que Sauron resista o caiga. ¿No hubiera sido una noble acción, que aumentaría el crédito del Anillo, si se lo hubiera arrebatado a mi huésped por la fuerza o el miedo?

»Y ahora al fin llega. ¡Me darás libremente el Anillo! En el sitio del Señor Oscuro instalarás una Reina. ¡Y yo no seré oscura sino hermosa y terrible como la Mañana y la Noche! ¡Hermosa como el Mar y el Sol y la Nieve en la Montaña ¡Terrible como la Tempestad y el Relámpago! Más fuerte que los cimientos de la tierra. ¡Todos me amarán y desesperarán!

Galadriel alzó la mano y del anillo que llevaba brotó una luz que la iluminó a ella sola, dejando todo el resto en la oscuridad. Se irguió ante Frodo y pareció que tenía de pronto una altura inconmensurable y una belleza irresistible, adorable y tremenda. En seguida dejó caer la mano, y la luz se extinguió y ella rió de nuevo, y he aquí que fue otra vez una delgada mujer elfa, vestida sencillamente de blanco, de voz dulce y triste.

-He pasado la prueba -dijo-. Me iré empequeñeciendo, marcharé al oeste y continuaré siendo Galadriel."


De El Señor de los Anillos, La Comunidad del Anillos, El Espejo de Galadriel. Minotauro.


Sabiduría, humildad, sencillez, belleza, superación... Y con ello se deshace la Maldición que pendía sobre ella... por ser de los Elfos Noldor.



Enlazo con un poema del profesor sobre las estrellas y las canciones, que encierran gran sabiduría y conocimiento arcano, y esponjan el alma... Animan y atraen a la belleza. Como él decía, si Sauron logra la victoria se acabarían las canciones... Y con ello la sabiduría antigua y la tradición de los que han precedido y aportando cosas grandes y valiosas, pasando a las generaciones venideras.











Continuará...


Espero que te haya gustado, y lo puedes compartir con amigos. Muchas gracias.




                                                                             Mª José Calvo
                                                                            @Mariajoseopt
                                                                         optimistas educando




Dejo algunos enlaces relacionados:  


 









 * ¡No-te-rindas


 * Alegría-y-buen-humorcon ideas de C. S. Lewis  

  * Cómo-enfocar-el-dolor, también con ideas de Lewis  



                                                                             
                                            
 
URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2021/11/tolkien-y-el-espejo-de-galadriel.html