Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • AMISTAD
  • NEURODESARROLLO
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO PEDIÁTRICO
  • PREADOLESCENTES
  • CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • TECNOLOGÍAS
  • ADOLESCENTES
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • PELÍCULAS
  • NAVIDAD

domingo, 3 de enero de 2016

AÑO NUEVO, ¡VIDA NUEVA...!




                         EN EL AMOR: AÑO NUEVO, ¡VIDA NUEVA…!


         Empezamos con una cita del genial G. K. Chesterton: “El objetivo de tener un Año Nuevo no es que tengamos un nuevo año, es que debemos tener un alma nueva.” 


        Entonces nos podemos preguntar: ¿qué es importante y primordial en nuestra vida?, ¿cómo se puede hacer el amor "nuevo"?, ¿cómo se puede amar con un amor de calidad que perdure a pesar de la dificultades...?

       Porque, el amor se basa en un “encuentro” entre dos personas, para formar una nueva unidad, un equipo de dos. Es una llamada a algo muy grande.

     Y suele comenzar con el “enamoramiento”, que capta nuestra atención en forma de belleza, y nos sorprende al ver esa belleza y dimensión inesperada del otro. El estar enamorado es algo que nos viene dado, un regalo impresionante que nadie puede decir que lo ha merecido, y, nos da energía para luchar y mejorar.


Ese deslumbramiento inicial permite que vislumbremos la meta a la que podemos llegar. Nos ayuda a salir de nosotros mismos para tender un “puente” hacia el “tú”, y formar un “nosotros”. Además, el amor nos torna el corazón más cálido y comprensivo, más empático. Ayuda a enfocarse en el ser querido.


         Entonces, ¿cómo construir el amor? Y, ¿crece solo con dejarnos llevar de los sentimientos...? 

        En este planeta todo lo valioso hay que cultivarlo, y hay que poner esfuerzo en ello. Si no, puede debilitarse, secarse y desaparecer… Por eso hay que poner empeño en hacer que nuestro amor de cada día se parezca a ese destello que tuvimos, que nos deslumbró. Es decir, que nos encaminemos a lo que nuestro amor está llamado a ser, si lo cultivamos.





           Porque, para que el amor no se consuma, podemos alimentarlo cada día con pequeños detalles de atención y delicadezas, que con el tiempo se transformarán en hábitos y virtudes. El amor nos estimula y nos ayuda a crecer, y a mejorar; y esos hábitos conseguidos alimentan al amor. Pueden ser hábitos de amabilidad, de generosidad y de entrega, de servicio y de empatía, de agradecimiento…




          Recurriendo a una metáfora, el amor es como un “fuego” que hay que avivar con pequeñeces continuas todos los días, y “grandes troncos” en los inviernos fríos; pero la hojarasca, los gestos y detalles, es lo que mejor “prende”. 

        Hay que evitar que el fuego disminuya o se apague: hay que estar pendiente para que nos de su luz y su calor en todas las circunstancias de la vida. Además, las exteriorizaciones sensibles del amor, esos gestos cariñosos, hacen que aumenten los sentimientos positivos hacia el otro, y hay que esmerarse en “avivarlos” cada día.    






 Algunos “gestos” que podemos trabajar:

  •   Confiar, sonreír, ser delicados, tener detalles que le gustan…
  •  Hacer una llamada a lo mejor de él, de ella, motivándole, para que lo desarrolle. ¡Queriéndole!
  •   Valorar y aceptar al otro tal como es, sin esperar a que sea perfecto. Eso es quererle de forma incondicional, aunque a veces no logre lo que se propone… Todos podemos fallar y necesitamos sentirnos queridos para poder remontar.





    Entonces, para renovar nuestro amor, para hacerlo “nuevo” cada día, es preciso descubrir lo mejor del otro, para agradecerlo y estimularle a que lo desarrolle, con todo nuestro cariño. Y no dejar de demostrarle que le queremos, con sentimientos favorables o no…, en cualquier circunstancia.

      Porque, el cariño y la confianza son como el "horno" donde se prepara la mejor personalidad de cada uno. Hay que esperar lo mejor de los demás, y conocerles en sus mejores actuaciones. Es una forma de estimularlo y ayudarles a lograr su mejor personalidad. Apuntar alto, para engrandecer el corazón y movilizar energías.



       Dejo una cita preciosa de Antoine de Saint-Exupéry, dirigida a su "rosa"...:






Espero que te haya gustado, y lo puedes concretar en ideas o planes de acción. Gracias por compartir, y ¡¡feliz año!! 










Dejo enlaces relacionados, por si te gusta algún tema...:


     


                                                                    Mª José Calvo
                                                                    optimistas educando y amando
                                                                    @Mariajoseopt



URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2016/01/ano-nuevo-vida-nueva.html