Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

viernes, 12 de mayo de 2017

UN PROYECTO FAMILIAR



 CLAVES PARA UN PROYECTO FAMILIAR

                         
           Educar a cada hijo significa sacar a la luz lo mejor de él. Descubrir sus cualidades y talentos, seducir con la belleza de los valores hechos vida... Formar su carácter. Y eso conlleva tiempo, ilusión y esfuerzo, y sobre todo ¡mucho cariño...! 


          Hace falta conocer cómo es, qué sentimientos tiene, qué le divierte o preocupa..., qué le gusta, o le produce inseguridad... Ver cómo es su temperamento. Así, partiendo de esa base, ayudarle a ser él mismo, a desarrollar todo su potencial, ¡único!

       Es preciso conocerle bien para fomentar sus fortalezas, y animarle en sus puntos más débiles... Darle cariño y confianza para que se pueda "construir" como la persona singular que es. Nos requiere, y requiere tiempo con nosotros. Por eso es muy necesario aprender a priorizar...


        También es importante pensar y re-pensar nuestro proyecto familiar. Hacernos buenas preguntas, como qué tipo de personas queremos ser, con qué cualidades... Para anclarlo sobre unos valores, basados en principios, que nos orienten y aporten serenidad, y un sentido profundo a la vida. Tener una "estrella polar" que nos guíe. Te lo cuento en otro post.







         El mayor reto que tenemos los padres es aprender y enseñar a querer a cada hijo. Es lo que nos hará más felices, porque el pensar en los demás es fuente de alegría.





        Por otra parte, lograr armonía familiar, y custodiar el amor, es el cometido de toda familia. Para ello hace falta pensar con claridad, tener una meta clara, querer a cada persona, buscando su bien, es decir, que sea mejor persona, buena persona. Y luego, dar libertad para que pueda lograr lo mejor de sí, confiando siempre en sus capacidades, en su esfuerzo. Alentando y animando. Viendo cualidades y fortalezas, más que puntos débiles. Tratándoles un poquito mejor de como son.



   Por eso, es preciso conjugar autoridad con libertad en este cometido, dándoles esa libertad en la dirección adecuada, orientándolos en la vida, para que puedan ser auténticas personas. Amables y generosas, responsables, empáticas... También es importante enseñarles lo que está bien, o mal, al calor del cariño en la familia.

        Para todo ello es vital darles unos encargos desde bien pequeños, y unas "cotas" que alcanzar cuando van siendo un poco mayores, para que vayan viviendo todos los valores. La generosidad, la comprensión, la amistad, la gratitud, el esfuerzo... etc. También la responsabilidad, que va unida a la libertad; que aprendan a pensar en los demás y a demostrarlo con pequeños gestos y atenciones.


         También es importante ayudar a cada hijo a ser autónomo cuanto antes, desde bien pequeños, a pensar por cuenta propia, con criterios claros y espíritu crítico. Que aprendan habilidades y destrezas, que sepan compartir sus cosas... 

    A todo esto ayudan esos encargos y tareas, y las pequeñas responsabilidades que les vamos dando en la familia. Son mucho más capaces de lo que parece. Ser optimistas de óptimos, con metas valiosas que merezcan la pena y les hagan mejores personas.








         Es necesario enseñarles a vivir unos valores, que no pasan de moda, porque están basados en principios. Al vivirlos desde pequeños en forma de hábitos van conformando su personalidad. Y, cuando lo hacen libremente, porque quieren, entorno a los 7-8 años, se transforman en virtudes. 

       Una virtud ayuda a llevar a la acción con mucha facilidad un valor, y además disfrutando de ello. Dejo enlace sobre "educar en valores".




           Se trata de enseñarles a "volar"..., a desplegar sus alas, a tener metas altas, con principios en los orienten. Poniendo el corazón, con esfuerzo y perseverancia cuando haga falta, y disfrutando de la vida, por ser algo maravilloso, único, e irrepetible.





      Y esta es la forma en que, siendo ellos mismos, podrán mejorar, gracias al cariño que les brindamos. La libertad permitirá que aprendan a querer a los demás. Así se desarrollan mejor como personas, y serán más felices, puesto que, la felicidad es proporcional a la capacidad de amar de cada uno. Y ese amor que les damos es fuente de sana autoestima.








         Todo ello es posible gracias a la autoridad de los padres, que es un servicio y una guía en su crecimiento. Señalando unas normas importantes, pocas, pero claras, y mostrándoles un camino por donde podrán transitar. Con ellas vamos orientando y encauzando su conducta. Y luego, con exigencia comprensiva, respetando su individualidad y valorando más el esfuerzo que los logros. Ayudándoles a ser personas cabales, con la grandeza que conlleva. Exigiendo sin quebrar, con cariño, a cada uno según lo que necesite.




            Dialogando con ellos, con frecuencia, de sus intereses, de lo que les gusta..., de sus amigos. Mostrándoles intimidad y cariño, sin darles todo solucionado. Porque si no, los convertimos en "niños-blandiblug", incapaces de acometer retos, poco seguros, que se los llevará el viento... 



          Por eso la importancia de pasar ratos agradables, entorno a la mesa, bonitas tertulias donde hablamos y escuchamos, donde tenemos en cuenta a los demás. Así se aprende a alegrar al que lo pasa mal, a hacer un servicio al que llega cansado..., a organizar los encargos. Y se descubre lo importante de la vida, a la luz del cariño.



            Como señala Goethe: “Trata a un hombre como es, y seguirá siendo así. Trata a un hombre como puede y debe ser, y se convertirá en lo que puede y debe ser.” 




PEQUEÑAS IDEAS PARA TRANSMITIR

           Dejo algunas frases que podemos decir en familia, incluso poniéndolas en algún sitio visible, y fijándonos en las cualidades de cada uno, en sus actitudes, virtudes y esfuerzo..., contando con los sentimientos.






       Porque, el ambiente donde cada persona se "construye", y se "re-construye" día a día, es la familia. Donde se acepta a cada uno y se le quiere de la mejor forma, por ser quien es. Y ese cariño es el que le estimula a luchar por conseguir su mejor personalidad, al sentirse tan entrañablemente querido. 




          Espero que te haya gustado el post, y lo compartas con amigos. 


                                          ¡Muchas gracias! 



Pongo enlaces relacionados:

Una-estrella-polar

*"Los pilares de la educación"

"Ambiente y educación familiar", 

La-educacion-de-los-hijos-y-el-iceberg

* ¿Conciliar?... "si-quieres-¡puedes!", y ¡logras sinergia!

* "El derecho" de los hijos 



Cultivar el amor

Educar el corazón...

Caracter y personalidad


                                                        
                                                                               Mª José Calvo
                                                                   optimistaseducando.blogspot.com
                                                                               @Mariajoseopt
                                                 

                                 


URL del post:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2017/05/el-proyecto-familiar.html

viernes, 5 de mayo de 2017

LAS MADRES...



¡LAS MADRES...!



      Este post lo dedico en especial a las mujeres que son madres, o que lo van a ser. Y en especial para una amiga...

     Estamos en una sociedad donde ser madre, a veces, se cree que es una opción personal, o un derecho que se reclama, o algo incompatible con un trabajo..., pero la maternidad es algo mucho más profundo, interesante, maravilloso, y además fuente de felicidad. Hay que descubrir su sentido más profundo, y base de la familia.


    La mujer es el lugar donde se puede concebir una nueva vida, porque está preparada de forma natural para ello. Ella acoge a cada nueva persona, le da su calor y su alimento, su ternura y cariño sin límites... 

     La mujer tiene unas cualidades especiales para este fin. Es amable, empática, cariñosa, acogedora... etc. Le encanta darse a otras personas, está en los detalles, cuida y mima las relaciones personales en la familia...



    Por otro lado, ese hijo, un foco nuevo de vida fuera de ella, un ser que puede pensar por cuenta propia, que puede querer a los demás..., ¡algo increíble y entusiasmante! Es un regalo maravilloso, imposible de exagerar. Ser responsables ante ese don es algo muy necesario.


    Dejo un vídeo de un spot publicitario, precioso, gracias a Alfonso Méndiz, donde las miradas lo dicen todo...


                                                

        Ser madre, además, es el trabajo más importante y relevante del mundo: ¡un trabajo para la eternidad...! Nunca tiene fin, y siempre pervive a pesar del paso del tiempo. Lo sembrado dará su fruto aunque a veces no lo veamos...

        Es lo que forma nuevas generaciones de personas verdaderamente humanas, capaces de ser comprensivas, amables, responsables, creativas, de pensar en los demás, y de saber quererles... 

         Tenemos una gran suerte y una gran responsabilidad, porque todo lo importante se aprende en la familia. Una madre no manda a los niños al colegio, hasta que es demasiado tarde para que aprendan lo esencial. Ella ya se ha encargado de eso...




         Pero, a veces, actuamos esperando ver un aplauso por parte de los demás... y no siempre ocurre. Más bien es donde pasamos más desapercibidas, pero es lo que permite que no seamos unas engreídas, o unas superwoman... Todo esfuerzo merece la pena, y ¡nada de lo que hagamos o digamos se pierde! Además los hijos nos están mirando todo el día, y nos copiarán.


          A este respecto, dejo un vídeo que siempre me ha gustado mucho...







            La mujer posee esas cualidades que la hacen especial, diferente, única, entrañable. Y es debido a la relación tan intensa que tiene con la vida... Es como una "casa" acogedora, donde todos tienen cabida, y se ve muy en especial en la maternidad.





         Primero acoge al "ser querido", y después, a cada hijo que viene a este planeta, consecuencia del amor mutuo, que se derrama y concreta en el hijo, síntesis real del amor de los padres. Y no solo en el patrimonio genético, en el que aportan exactamente la mitad cada uno, sino en todos los demás aspectos. Aunque cada persona es "singular, única, e insustituible". No se la puede comparar con nada ni con nadie.


        La maternidad afecta a la madre en las profundidades de su ser. También cambia su cerebro, lo hace más empático y comprensivo, más tierno, le capacita para ser sensible especialmente con ese hijo, y también con las personas con las que se relaciona. Y tienen mucho que ver las hormonas que se segregan durante el embarazo, cuyo efecto prosigue después del parto..., momento en el que le es muy necesario, y gracias a él se da el apego natural.





      Una cita del genial G. K. Chesterton, respecto  al "trabajo" de la mujer-madre"En el hogar, una mujer puede ser decoradora, cuentacuentos, diseñadora de moda, experta en cocina, profesora... Más que una profesión lo que desarrollan son veinte aficiones y todos sus talentos. Por eso no se hace estrecha de mente, sino creativa y libre." 

    



       Pero, a pesar de ello,
la misión de la mujer no es la "funcionalidad", sino poner armonía en el mundo...






     Estar pendiente de todas estas cosas, y de una "personita" concreta, confiere capacidades únicas a esa mujer, y no tiene nada que envidiar a las que no lo hacen. Por ejemplo, saber priorizar, mostrar empatía, comprensión, delicadeza, cuidar las relaciones personales, los detalles, crear ambiente acogedor, trabajo en equipo, capacidades de liderazgo, resolución de problemas... etc., etc. Por eso, ser madre ¡es "un plus"!




                              ¡¡Feliz día a las mujeres-madre!!


Acabo con una frase de G. K. Chesterton sobre la familia, en la cual, el padre también es insustituible y especial. Diferente y ¡¡valiosísimo!!








     




             Espero que te haya gustado el post y lo compartas con amigos...






                                                                      Mª José Calvo

                                                                     @Mariajoseopt  
                                                        optimistaseducando.blogstpot.com






URL del post: 
https://optimistaseducando.blogspot.com/2017/05/las-madres.html