Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

viernes, 25 de diciembre de 2020

EL MILAGRO DE JOSÉ


                                          EL MILAGRO DE JOSÉ 


En estas fechas navideñas, en las que nace el Niño Dios, algo impresionante a la vez que tierno, nos podemos llenar de asombro maravillado ante ese milagro de amor...




El mismo Dios quiso hacerse uno de nosotros, y venir al mundo, naciendo en la Familia de Nazaret, poniendo de relieve la grandeza de la familia. Y José fue el esposo y gran custodio de María y Jesús. Siempre velando por ellos..., concediéndoles todo el protagonismo. 

Dios cuenta con él, le hace colaborador de sus planes. Y se conmueve ante el misterio... Recibe al Niño en sus brazos y en su corazón. Cuánta ternura... José, el de la sonrisa permanente.



Podemos meternos en el portal de Belén, con nuestra imaginación, contemplarlo, mirar con el corazón para descubrir su profundidad. Percibir ese amor de Dios, y ese cariño entrañable y hondo entre María y José, que se desborda en el Niño. Cuánto afecto, aunque carecieran de lo más material; cuánto desvivirse por el otro..., por los otros. Qué virtudes tendría tan amables: trabajador incansable, con corazón grande y puro, alegre, humilde, a pesar de proceder de casa real, con cabeza para pensar y custodiar al Niño...






Aprender a ver con ojos de niño, que saben asombrarse de todo lo bueno y bello.





Hoy tenemos, de nuevo, un autor invitado: Javier Vidal-Quadras. Transcribo unas palabras suyas acerca de José, de su blog. Gracias por el post, Javier.


Como afirma el Papa Francisco en su reciente carta: "Con corazón de padre", el milagro fue José.

Lejos de su casa, sin fortuna, sin su familia próxima, perseguido por Herodes… Si de verdad era su Hijo, si tenía que traer la verdad al mundo, ¿por qué Dios no intervino?

La respuesta es sencilla y exigente al mismo tiempo: porque estaba José.


En realidad, Dios sí intervino. Puso a José al lado de la Virgen. José, el hombre sencillo, el hombre que pasa desapercibido, que más que preguntas busca respuestas. Que no niega la realidad, sino que la acoge y se reconcilia con su historia. Y la reconstruye. Que hace de un establo un hogar, de un sueño una aventura, de un matrimonio una epopeya.


Sí, Dios ha estado presente este año 2020. Pero no a través de los influencers, ni de los grandes deportistas, ni de los famosos o los afortunados de este mundo. Ha puesto a José, el hombre sencillo, de nuevo a nuestro lado, transportando el alimento, cuidando a los enfermos, reponiendo los estantes, exponiendo su vida sin descanso.


Esta Navidad se parecerá un poco más a la primera. Habrá menos ruido. Y, aprovechando este ambiente quizás más recogido, Francisco pone ante nuestros ojos a José porque, dice, nadie se salva solo. Todos tenemos muy cerca un José que nos quiere y que tantas veces pasa desapercibido y no sabemos descubrir en el atropellado silencio de nuestras vidas.


Esta Navidad es el momento propicio para reconciliarnos con nuestra historia y volver a descubrir a los nuestros, a aquellos que están a nuestro lado y tantas veces ignoramos, para agradecer tanto, tanto…


Me gusta pensar que, en los tiempos recios del nacimiento de su Hijo, el verdadero descanso y seguridad de la Virgen era José. Cuando veía al Niño en sus brazos fuertes de trabajador incansable, entonces ella podía cerrar los ojos y dormir confiadamente.


¡Feliz Navidad!

Javier Vidal-Quadras Trías de Bes                          

Te dejo su web: javiervidalquadras.com/  


Gracias de nuevo, Javier. Entrañable José... Custodio de María y del Niño Dios.




Contamos con la Sagrada Familia para que nos dé su fuerza para mejorar, e intentar imitarles en el cariño que se tendrían..., y en miles de cosas más que dejo a tu imaginación. Por ejemplo, en atender a los que tenemos cerca, para que se sientan de veras queridos. En todos esos detalles entrañablemente humanos...

Que Ellos sean el "espejo" donde mirarnos, y nuestro referente a lo largo de todo el año, especialmente en esta época de tantas dificultades...





Espero que te haya gustado, y compartas con tu familia y amigos. Muchas gracias, y... 

                                       ¡Feliz Navidad! 😍☺



Dejo enlaces relacionados por si quieres leer:



Ambiente-de-Navidad 

* "Días de familia", con ideas sobre libros y películas...
                                                     
Historia de un belén

El-belen-que-puso-Dios 






                                                                            Mª José Calvo
                                                                  optimistas educando y amando
                                                                            @Mariajoseopt
                   
                                                                                                                                                                                                 
URL: 
https://optimistaseducando.blogspot.com/2020/12/el-milagro-de-jose.html

martes, 15 de diciembre de 2020

EL HOGAR SE CONSTRUYE SOBRE EL CARIÑO



                       EL HOGAR SE CONSTRUYE SOBRE EL CARIÑO 

 

Se acercan las fechas navideñas. Navidad es "nacimiento" del Niño Dios. Algo tremendamente impresionante, a la vez que asombroso y tierno. El mismo Dios quiso hacerse uno de nosotros, y venir al mundo, naciendo en la Familia de Nazaret, poniendo de relieve la grandeza de la familia.

La Navidad es un acontecimiento histórico, y sobre todo un misterio del amor de Dios, que se descubre desde la humildad de Belén. Mirando con el corazón, metiéndose en el portal..., percibiendo ese cariño entrañable y hondo entre María y José, que se desborda en el hijo de Dios. Cuánta ternura y afecto, aunque carecieran de lo más material; cuánto desvivirse por el otro...


Y lo propio de esta espera es repensar el Misterio, sentir admiración y ternura, no acostumbrarse a ello, e ir poniendo el Belén... Disfrutar con el montaje con los niños, metiendo imaginación y creatividad para plasmar el lugar, los detalles, la sorpresa de los pastores, la generosidad del que lleva un poco de miel... Mirando con ojos de niño, que saben asombrarse de todo lo bueno y bello, viendo con el corazón.


También es un tiempo especial para pensar en los demás y alegrarles la vida, preparando el propio corazón para algo maravilloso. Y para concretar detalles de cariño con todos. No hace falta gastar mucho, sino poner ilusión y cariño, sorprender con imaginación a los que más queremos. Quizá les pueda reconfortar más un abrazo, una llamada, un tenerles en cuenta..., que un regalo material, sobre todo después de tanto sufrimiento y soledad acumulados por estas circunstancias. A pesar de todo, siempre se puede repartir cariño, del mejor modo posible, con imaginación. Dejemos que Él nazca en cada corazón.


Podemos aprovechar la fuerza del belén para estar pendientes de las personas cercanas, así mejorar las relaciones en la propia familia. Crear lazos afectivos que hacen sentirse queridos y alegran a los demás.






1) El amor..., núcleo familiar

Aterrizamos en el amor de pareja, núcleo vital de la familia, que podemos custodiar y hacer crecer.  Dos personas que se descubren la una para la otra, y se comprometen, es algo llamado a crecer y madurar en el tiempo. Además, es fuente de dicha y felicidad.


El "sí quiero" de la Boda genera una capacidad de amar mejor. Cada uno se entrega a la otra persona. También toda su capacidad de amar como mujer, o como varón. Por eso, uno se casa para querer al otro, en esa gran aventura en común. 

Uno se fía completamente y por eso se da también completamente. Es como decir: tengo tu vida en mis manos…, confía, te cuidaré más que a mí mismo. 






De ese modo, formar una familia, un hogar entrañable, optimista y alegre, si cada uno se decide a querer de veras, poniendo al otro en el centro de su corazón. Y ese hogar solo se construye de veras sobre el cariño.




2) Entrenarse en amar

Amar no es fácil: hay que ¡aprender a amar!, poner cabeza y esforzarse en demostrarlo para que la otra persona se sienta de veras querida. Y entrenarse día a día. Pero, es lo más importante que tenemos que hacer en este planeta, y lo que nos hará de veras dichosos.






Amar precisa madurez, voluntad entrenada, autocontrol y libertad para querer efectivamente a la otra persona. Dejando de lado egoísmos y comodidades personales, para desvivirse por el otro, por los otros. Pasar por alto defectos, pequeñas manías, diferencias de carácter, que antes hacían gracia..., pero con el pasar del tiempo puede que molesten más.


El amor está compuesto de sentimientos y emociones, pero sobre todo de entrega recíproca, libre y para siempre. La entrega es la esencia del amor. También es importante acoger a la otra persona en la forma en que se da, para que pueda amar y entregarse a su vez. En eso consiste la reciprocidad del amor.

Los detalles, la delicadeza y la ternura, son lo que da fuerza al amor, y convierte una casa fría en un hogar cálido donde cada uno se siente valorado y querido.



Por eso es necesario cuidar el amor cada día, poniendo a la otra persona en primer plano. Pensar pequeñas cosas que unan y demuestren el cariño, y hacerlas operativas. Enfocarse en ella, en quererla, en ayudarle a lograr su mejor versión. Admirando sus cualidades y fortalezas, y valorando su empeño en querer con gestos concretos que dan contenido a ese amor.




Como señalara Thibon, la unión de los esposos, para que sea sana y fecunda, debe reposar sobre cuatro cosas: pasión, amistad, sacrificio y oración. La pasión es lo primero, y salta a la vista, pero la amistad es la que cuida la pasión a lo largo del tiempo, une a ambos, los abre el uno al otro. Y hace de la relación algo estable y duradero. Te lo contaba el el post sobre "la amistad en pareja". 






     

"TIPS" PARA CUIDAR EL AMOR 


 CONQUISTAR UNA FAMILIA OPTIMISTA Y ALEGRE






* La casa no es un hotel: allí te espera la persona que más te quiere del planeta

* Los gustos y aficiones de los demás son más importantes que tus "derechos"...

* Sonríele antes del trabajo: le da ánimo para enfrentarse a esas tareas costosas

* Vive el agradecimiento: por la vida, por todo lo que sucede, también por cualquier detalle del otro. Reconócelo.

¡Dile que le quieres!, y demuéstralo. Mil veces... También con el lenguaje maravilloso del cuerpo. No te escudes en disculpas. Las relaciones íntimas, ese abrazo entrañable, custodia el amor y lo hace crecer. Hacer acopio de buenos momentos que unen, que construyen la relación y la fortalecen. 


No creas que siempre cedes tú. No es así, además el otro también puede pensar lo mismo. Ceder es querer, es hacer equipo. Lo que cuenta es la unidad de los dos.

* Cuenta algo sobre el trabajo a la otra persona, comparte lo que tienes en tu cabeza con ella, sin atosigar.

* Aprende a disculpar siempre, a pedir perdón, y a perdonar pronto. El que antes pide perdón, aunque crea llevar razón, es el más generoso, el de corazón más grande. Y en el amor es primordial perdonarse todo. Nos lo pidan, o no. Cuidado con el orgullo. Si no, no puede crecer y desarrollarse. Los "yoismos" matan el amor.

* ¿Ironías...? ¡Nunca!, destrozan la convivencia y destruyen el amor.

* No seas gruñón, murmurador, protestón. También en femenino... Hace mal ambiente y eso no es amar. Si tienes un reproche, si quieres corregir algo, serénate, y díselo con delicadeza y cariño, después de hacerle notar algo positivo.


Recomenzar es tarea de cada día: piensa y concreta un detalle con la otra persona en ese día, para que se sienta querida. Que se sepa única, especial, insustituible. Enamórale.


* El amor es un fuego que hay que avivar..., con astillas y pequeñas cosas cotidianas, y buena leña en los inviernos fríos. Piensa qué necesita el tuyo. No permitas que se vaya apagando con el frío...




* Y, ¿qué hacer con el dolor...?

El dolor va siempre unido al amor, porque éste requiere sacrificios, renuncias, ausencias… Pero, cuando está asumido por el amor es una ayuda para la superación personal. Cuanto más amamos somos más vulnerables, nos exponemos a sufrir más por amor. 

Hay situaciones traumáticas que provocan rupturas en la pareja, y otras veces sirven para unir más. Depende de cómo se afronten. El secreto está en compartirlo y llevarlo juntos, en hacer equipo y ayudarse mutuamente. Muy en especial en estas circunstancias tan dolorosas y de tanto sufrimiento... en las que podemos y debemos ayudar a cuantos lo necesiten.
            
                 




* * *



El amor es lo que une la vida más prosaica y cotidiana con la esencia del amor: ese ideal que luchamos por hacer real. Lo que unifica ambas realidades, y da energía para seguir bregando. Y donde se ancla ese “germen” de eternidad al que todos aspiramos.


Por eso es necesario empeñarse en cada momento por comunicar el amor, demostrar ese cariño. Enamorarle y enamorarse cada día más. Dejo una escena entrañable de "Qué bello es vivir", de Liberty Films, y te animo a verla en familia...







Además, acercándose estas Navidades tan anheladas, podemos contar con la Sagrada Familia para que nos dé su fuerza para mejorar, e intentar imitarles en el cariño que se tendrían..., en miles de cosas más que dejo a tu imaginación. Que sean el "espejo" donde mirarnos, y nuestro referente.




Espero que te haya gustado, que comentes y compartas con tu familia y amigos. Muchas gracias, y 

                                       ¡¡muy feliz Navidad!! 😍☺



Dejo enlaces relacionados por si quieres leer:


El auténtico significado de la Navidad...

Ambiente-de-Navidad 

* "Días de familia", con ideas sobre libros y películas...
                                                      

Historia de un belén

El-taller-de-la-Navidad 

El-belen-que-puso-Dios





                                                                            Mª José Calvo
                                                                  optimistas educando y amando
                                                                            @Mariajoseopt
                   
                                                                                                                                                      
                                               
URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2020/12/el-hogar-se-construye-sobre-el-carino.html

sábado, 12 de diciembre de 2020

LA PAREJA QUE FUNCIONA

      



                           PARA QUE UNA PAREJA FUNCIONE...




Todos queremos tener una relación estable que perdure en el tiempo. Con destellos de eternidad. Pero es algo que no sucede sin más, sino que hay que trabajarlo y lucharlo. Y el fruto de esa lucha esforzada de cada uno es la paz y la armonía en la pareja. Esa confianza y ese saberse querido entrañablemente. Este post lo escribo repensando algunas ideas en el arte de cuidar el amor de pareja, origen y fuente de la familia. 


Como hemos visto otras veces, el amor es un gran regalo: "el regalo esencial". Sin embargo, algo vivo que necesita de nuestro cuidado y mimo para crecer. Con el enamoramiento se vislumbra lo que puede llegar a ser, si se cuida y se "trabaja". Si no, se irá debilitando y marchitando... 

Hay que procurar amar cada día más y mejor, para no acabar amando menos y peor, y dejar que ese amor muera.

"Trabajar" el amor cada día con pequeños gestos y atenciones que lo expresen, comuniquen, y reaviven. En los momentos buenos, y en los menos buenos, o incluso en los más difíciles, como los que vivimos por la pandemia. Y aunque en ocasiones duela, como sucede en las crisis del amor.



El "sí quiero" inicial e incondicional es la forma de hacer del enamoramiento algo estable que nos dé su energía y su calor en todas las circunstancias de la vida. Nos da libertad para centrarnos en lo importante: querer de veras a la otra persona. Y que lo "note".


El amor es "don de sí a los demás", en concreto a quien elegimos para compartir ese proyecto vital; y fruto de él son la comprensión y el perdón. El cariño hondo. 





En esta línea, pongo algunas claves del libro "La Pareja que Funciona", de Fernando Poveda, economista y orientador familiar, que reafirman y nos dan unas ideas importantes para la vida. Gracias, Fernando por tenerte por aquí. Bienvenido a este espacio web de valores familiares, saturado de #optimismo. Abajo dejo la web, y anoto algunas claves suyas, entrelazadas con otras ideas. 



La primera que nos presenta es la base de todas las demás: tomarse en serio la vida de pareja, estudiar todo aquello que ayude a vivir bien lo que, a la larga, resulta lo más importante. Por ejemplo, leer buenos libros de pareja, asistir a charlas, suscribirse a blogs… Cuanto más conozcas sobre la relación de pareja mejor te irá en la vida. Y luego, concretar gestos, detalles, planes de acción que afirmen ese amor. Intentar vivirlo.



Otra clave es poner el foco en las prioridades de la vida: primero lo primero, como refieren tantos expertos, S. Covey, Victor Kuppers... que te sonarán. Y la relación de pareja es lo más importante: no tus hijos, tus padres, tu trabajo, tus amigos, ni tus hobbies. Todo eso es importante, pero no lo primero y más importante: el otro es primero.



Por otro lado, algo fundamental para que la vida en pareja se pueda desarrollar es cuidar la comunicación. Otra clave. Comunicar ese amor. De nada sirve tener los pensamientos, sentimientos y afectos escondidos en el corazón... Esto se concreta en usar las "muletas" de la comunicación, esos momentos especiales que hacen que el hábito de la comunicación sea una realidad. Aprender a hablar en el idioma del otro, elegir las palabras correctas, ser asertivo, huir de los reproches... Cuidar la comunicación es primordial en la relación. Dejo unos tips para intentar luchar en uno en concreto que te haya gustado, o interesado más. Y más adelante en otro..., y luego otro...






La relación es algo que hay que cuidar, conocer y mimar como un gran tesoro, como si fuera "un preciado bonsái". Para mimarlo es importante tener cubiertas sus necesidades, y tener claro que, si no se cuida, como todo lo vivo, se muere.



Otra idea: las relaciones sexuales, ese abrazo maravilloso que expresa el amor y conecta, es muy importante. También hay que cuidarlo con esmero. Aprender a disfrutarlo desde el punto de vista físico, pero también afectivo, con cabeza y corazón. Así como fomentar la generosidad de cada uno en la entrega, de atender primero al otro, por encima del propio placer, que apenas dura unos momentos, como dijera Chesterton. En la persona, la sexualidad es tan grande y enriquecedora, que no merece menos que estar protegida por el amor. ¡Su marco específico!, en el que cobra toda su grandeza y despliegue.





Otra clave: detectar los enemigos del amor mutuo. Incluye algunas cosas que pueden alejar de la felicidad y estabilidad en la pareja. Por ejemplo, el sueño, el yo más egótico, los sentimientos, que van y vienen, los prejuicios, la falta de tiempo, las discusiones, que lesionan el amor… Son enemigos que conviene mantener a raya para que no coman el terreno. Al enemigo, ni agua.




Sigue con algo sobre el buen humor, con esa actitud positiva que anima y da energía. Y la buena gestión de las crisis. Perder el miedo a las crisis, que pueden ser normales y previsibles. A veces, simplemente porque el amor necesita crecer y madurar. Hacerse de mejor textura. Vale la pena aprender a gestionarlas para que ayuden a crecer, más que a separar y dejar heridas. Puesto que, la inmensa mayoría de ellas tienen solución.




Para acabar, la importancia de la prevención. Anticiparse y tratar los problemas a tiempo, o mejor, impedir que surjan. Anticiparse es prevenir. Y prevenir es curar. 


Pero, lo frecuente es caer y enfadarse. Por eso, la necesidad del perdón. Perdonar, olvidar y volver a empezar. Todos somos más vulnerables de lo que parece, y necesitamos que nos quieran, a pesar de nuestra poquedad en ocasiones... Eso es la vida en pareja: empeñarse en querer. ¡Facilitar el amor a la persona querida! 


Que cada caída sirva para crecer y unir más a los dos. Se necesita comprensión y un corazón grande capaz de amar de veras. Así el perdón sale sin apenas esfuerzo, porque el cariño "derrite" las ofensas. Se le quiere más allá de lo que pueda fallar, como señalara la gran filósofa, y amiga, Jutta Burggraf.





Resumiendo, ¡enamorase! volverse a enamorar. Esto es posible si pones cariño en cada momento, en cada detalle, en cada conversación..., pensando en la otra persona. Poniéndola en el centro del corazón. Es vital descentrarse del poderoso yo, que resurge una y otra vez, y puede devorar el amor. 







Espero que te  haya gustado, y puedes compartir con amigos. ¡¡Gracias!!!



Dejo algunos enlaces relacionados con el tema:





Os dejo la web de Fernando Poveda: la pareja que funciona ¡¡Muchas gracias!!
                            (http://www.laparejaquefunciona.com/)




                                                       Mª José Calvo
                                        Optimistas Educando y Amando 
                                        optimistaseducando.blogspot.com
                                                       @mariajoseopt



URL del post:

https://optimistaseducando.blogspot.com/2020/12/la-pareja-que-funciona.html