Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • PERSONA
  • NEURODESARROLLO
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO PEDIÁTRICO
  • PREADOLESCENTES
  • CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • ADOLESCENTES
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • PELÍCULAS
  • TIC Y TECNOLOGÍAS
  • NAVIDAD

miércoles, 29 de julio de 2015

CUIDAR LA AMISTAD



                                         CULTIVAR LA AMISTAD


       La amistad es un valor que podemos cultivar siempre. A nuestros hijos les encanta estar rodeados de amigos, en especial a los preadolescentes y adolescentes. Es uno de sus puntos fuertes. Hay que valorarlo, e incluso aprender de ellos. La persona está diseñada para relacionarse con los demás, y en ello encuentra su mayor plenitud. 



       La amistad entre dos personas nace como un estado afectivo espontáneo, por simpatía e intereses comunes. Y lo propio de esa amistad es ayudar a esa persona a descubrir sus cualidades y fortalezas, y que logre su mejor personalidad. Muy en especial en la propia pareja.



Tener un amigo significa pensar en él, preocuparse, mostrar interés por sus cosas, ayudarle en lo que necesite, y compartir algo juntos como ilusiones, hobbies, proyectos, gustos, pensamientos, motivaciones, pasiones, deporte, y un largo etc.


Porque, a los amigos siempre les une un interés común, o algo que comparten, que estrecha los lazos afectivos. Qué importante es tener tiempo para los amigos, para charlar tranquilamente, para tomarse algo juntos... Amistad no es servirse de ellos para nuestros intereses…, sino velar por los suyos.

La verdadera amistad supone un enriquecimiento personal en las dos direcciones.
Por eso, "quien tiene un amigo, ¡tiene un tesoro!"




       Aristóteles decía que la amistad es un alma que habita en dos cuerpos… O dos almas en un solo corazón… Y se traduce en compenetración y unanimidad de pensamiento y de corazón. Por eso, "el pensamiento y el alma se van a aquel a quien se ama"...

       Y señalaba algo vital: "la amistad perfecta es la de los hombres buenos y virtuosos, porque quieren el uno para el otro lo auténticamente bueno".

          Vivir hacia los demás es lo propio de la persona, y lo que da más sentido a la vida.


Un gran escritor y pensador, C. S. Lewis, autor de “Narnia” y otros muchos libros, como "Los cuatro amores", comenta que "la amistad es uno de los dones más preciados de la vida". Que no es una versión diluida de algo que no es, por ejemplo el amor romántico; porque, la amistad es una forma de amor, de afecto, de pensar en el otro… 




          Otra idea genial suya: “La amistad es el instrumento por el cual Dios nos revela las bellezas de los demás…” Solo una mirada atenta y comprensiva, desde el corazón, advierte los tesoros ocultos en el interior de cada persona.


           Es en la amistad donde “relucen” esas cualidades específicas que cada uno tenemos, que nos dan belleza interior, que podemos ponerlas al servicio de los demás, en especial de nuestra familia y de nuestros amigos… 

             Los amigos descubren y potencian esos puntos fuertes de cada uno, por esa mirada llena de cariño.






En la vida, muchas veces solo se piensa en alcanzar un objetivo o meta, y parece que estorban los amigos, porque se quiere llegar rápido… Pero es un gran error prescindir de ellos. "Si quieres llegar lejos, ve con un amigo."


             Tengo una amiga que suele decir que “no hace falta cargar en brazos a los amigos”: suben ellos solitos… Pero, si van a nuestro lado, nos animan, conversamos, nos ayudamos y subimos juntos. El camino se hace mucho más llevadero.


Porque, en la cima hay sitio para muchos, y con ellos el ascenso se hace más agradable. Además, cuando tenemos un amigo arriba es mucho más fácil: las dificultades de la vida se sortean mejor, y nos motiva con más fuerza. Todo adquiere más sentido.




  Lo que nunca puede ser legítimo es escalar a través de ellos. Eso no sería amistad, sino manipulación...





Además de cultivar la amistad, a nuestros hijos podemos regalarles algunos libros que alimenten su inteligencia y den calor a su corazón, para que se formen y vean el valor de los buenos amigos. También para hacer volar la imaginación y aprender a vivir sentimientos y emociones... Que aprendan a valorar la amistad desde edades tempranas.


          Dejo algunas ideas sobre libros:

        *A los más pequeños de la casa les suele gustar por ejemplo la colección de La mochila de Astor, de Ed. Palabra, en los que se plasman aventuras y valores concretos por edades. También los de Enid Blyton sobre “Los Cinco”, o Los Hollister, donde se descubre muy bien el valor de la amistad. Y se ve cómo se ayudan y lo pasan en grande... etc. Este tipo de lecturas son ideales para el verano, y también para cualquier tiempo: disfrutan mucho de las aventuras con amigos. 




* Cuando son algo mayores, les pueden gustar algunos sobre adolescentes, que también dejan caer alguna idea sobre el amor... Por ejemplo: “Palabras en la arena”, o “El diario de Paula”, de J. R. Ayllón, o “Aquel verano”, de Miguel Aranguren… de Ed. Palabra. También puede interesarles “El diario de Ana Frank”, o "El niño del pijama de rayas"... que siempre les ayuda a ver la vida y la libertad como algo muy valioso, y a pensar en los demás. Otro clásico, muy entrañable, es "Mujercitas"..., o Momo. Incluso El Señor de los Anillos, para algo mayores, con la profunda amistad entre Frodo y Sam, que les lleva unidos hasta el final de su misión...






AMISTAD EN LA PROPIA PAREJA

              La amistad también es el “plato fuerte” del amor en pareja: de un amor verdadero y auténtico, bueno, hermoso… Es lo que da estabilidad y fuerza en el amor, con sentimientos favorables, o incluso en épocas de pequeñas "crisis"... Y nos ayuda superarlas, nos da su "savia" para que no se seque o se debilite y marchite ese amor. 

            Porque, el amor, está compuesto de varios ingredientes. Amor necesidad, amor apreciación, amor de amistad, y amor como regalo esencial... Son los "cuatro amores" de C. S. Lewis. 

         Y todos ellos ayudan a consolidar y fortalecer dicho amor. Quizá en especial el amor de amistad, desinteresado, de querer el bien para el otro, como señala Aristóteles, en cuanto "otro". El pensar primero en el ser querido, el tenerle en cuenta, siempre ayuda a fortalecer el cariño mutuo. Y permite que se sienta valorado y querido entrañablemente, y de esa suerte, logre lo mejor de él, de ella. 


            Porque el amor es una forma peculiar de amistad entre dos personas... Un amor recíproco, de benevolencia. Es decir, que se quiere el bien para el otro: que logre lo mejor de él, de ella. Y para ello nos ponemos a su disposición para darle lo que necesite, y en concreto todo lo bueno que poseemos, porque le queremos infinito... De ahí la importancia  de la comunicación y la empatía, para conectar realmente con la persona querida.

             

              Dejo una infografía, con una poesía preciosa de Pedro Salinas...

 



Además, mediante la amistad, al compartir las alegrías parece que aumentan y se agrandan; en cambio, las tristezas disminuyen. Porque, el amor, es lo único que aumenta cuando se reparte... Y en él, "solo se "tiene" lo que se da".


              Por eso, es bueno cultivar la amistad en familia, con quienes más queremos y llevamos en el corazón.






*Una película



              Hay una frase conocida: "Si quieres llegar rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado...” Es lo que le sucede a Frodo, el portador del Anillo, en su misión, en la obra de Tolkien, "El Señor de los Anillos”. A causa del Anillo de poder, tiene que emprender un viaje espeluznante. Debe superar miles de obstáculos, y parece un imposible, que una persona tan pequeña e insignificante pueda salvar el mundo, y cambiar el curso de la historia...


               El portar el Anillo de poder conlleva estar solo... Pero cuenta con la amistad de otros hobbits, de hombres, enanos, elfos y hasta de un mago: Gandalf. 





            Pero quien le ayuda especialmente es su querido y fiel amigo, Sam, que le acompaña y le presta su auxilio eficazmente frente a miles de peligros que les acechan, sin pensar en su propia persona, hasta el mismo Monte del destino… 


          Aquí dejo un corte, donde se ve la disposición de Sam... y su verdadera amistad y lealtad.






         Espero que te haya gustado, y puedes compartir con tus amigos. La amistad lleva a compartir lo que uno posee, en especial lo bueno... Harás bien.


                                                ¡Muchas gracias!


Pongo un enlace relacionado sobre:


Y otros más:







                                                                          Mª José Calvo

                                                                      optimistas educando
                                                                          @Mariajoseopt


URL del post:

https://optimistaseducando.blogspot.com/2015/07/cuidar-la-amistad.html