Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • AMISTAD
  • NEURODESARROLLO
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO PEDIÁTRICO
  • PREADOLESCENTES
  • CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • TECNOLOGÍAS
  • ADOLESCENTES
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • PELÍCULAS
  • NAVIDAD

jueves, 14 de noviembre de 2019

COMUNICAR EL AMOR





COMUNICAR EL AMOR:

LOS LENGUAJES DEL AMOR


El amor es un gran regalo, pero debe cuidarse y custodiarse para que se desarrolle y resplandezca. Hemos tratado muchas veces que, el amor de pareja hay que cuidarlo y trabajarlo. Si no se "riega", se puede secar. Incluso morir. Es vital cada día pensar qué gestos y detalles vamos a tener con la persona querida, para alimentar ese amor.


Cada uno desea en el fondo de su alma ser tenido en cuenta, ser querido. También querer, en esa relación recíproca que es el amor de pareja.

Pero, para ello hay que aprender a priorizar la relación y, comunicar ese amor. No basta con querer, hay que expresarlo, agradecerlo, fomentarlo, vivirlo.


Y, cada uno valora más algunas expresiones concretas de él, como pueden ser unas palabras de aliento, los detalles, el contacto físico, llamadas y mensajes, intimidad personal... Es vital hacernos cargo del lenguaje que le gusta más al otro, con qué situaciones se siente más querido, para tenerlo en cuenta. También pensar cuál es el nuestro, o los nuestros, para comunicarlo a la otra persona, y que, cada uno pueda pensar acciones y gestos en esa dirección. 


Siempre, teniendo en cuenta que, 


el "secreto" de un amor duradero consiste en 
buscar el bien de la persona amada, 
desplazando el centro de atención 
del "poderoso" yo, hacia el tú...





Se trata de ser comprensivos y empáticos, y emocionalmente inteligentes, con la persona querida. También buenos comunicadores de ese amor, porque los sentimientos son para compartirlos con esa persona tan especial. Nos enriquecen la vida, dan colorido, nos aportan ilusión y energía para vivir, y ¡alimentan el amor!










*Para comunicar mejor el amor, reconocer los distintos lenguajes

El autor Gary Chapman señala 5 lenguajes fundamentales. Los veremos. Pero, primero unas claves.



*Puntos clave:

El amor es un regalo, ¡un gran regalo!, pero también un arte que hay que aprender, trabajar y desarrollar día a día. Hay que "empeñarse" en que el otro se sienta querido, querida. No dejarlo a la improvisación.


1) Conocer cuál es "mi lenguaje" del amor más significativo, el que me llena más. O los que me llenan más.

2) Identificar el lenguaje de amor del ser querido.

3) Aprender su lenguaje, y llevarlo a la acción en cosas concretas. ¡¡Trabajarlo!! Con solo saberlo, no se consigue mucho: hay que hacer planes concretos, incluso anotados y agendados, cada día. Incluso se pede hablar con la otra persona.


Para mejorar la unión de los dos, se pueden trabajar también otros lenguajes. Cuantos más se manejan, mejor se puede comunicar ese amor en pareja. Y de eso se trata, ¡de hacer equipo!, de notar sus necesidades como propias, se sentir con el otro, de animarle a lograr su mejor personalidad, de formar un solo corazón.





*Los 5 lenguajes del amor de Chapman



1- Palabras de valoración 

Por ejemplo decir elogios, palabras de aprecio y reconocimiento de sus cualidades y fortalezas. Inspirar a la persona amada ánimo, valor, seguridad, confianza en sus capacidades... Requiere comprensión, cariño y empatía, para ver, pensar y ponerse en su lugar. Además el hacerle notar en lo que es bueno, le ayudará a ser consciente y poder desarrollarlo más.




2- Servicio atento 

Pensar qué cosas le gustan, para hacerlas, y que se sienta valorado y querido. Aunque no apetezca demasiado... Se hace por él o ella. Por ejemplo, elaborar su comida favorita, o gestionar ese asunto que no le emociona, organizar una cena romántica, sacar el lavaplatos, comprar alguna sorpresa, poner unas velas, un perfume, cuidar a los niños, dejarle un rato que prepare una exposición... etc.


Los actos de servicio requieren pensar qué necesita, y llevarlos a la acción. Que sean una expresión de atención y cariño al otro. Es un gesto de amor, teniendo en cuenta sus necesidades o gustos diferentes. Son detalles que avivan el amor.







3- Contacto físico 

Este lenguaje es vital. Desde una caricia, cogerse de las manos, una mirada cariñosa, un mensaje, tiempo juntos para ver algo, conversar, leer, un abrazo íntimo..., medio por excelencia de expresar el amor mutuo y de ¡hacerlo crecer! Además todo ello estimula la capacidad de amar al otro, porque nos hace sentir la dicha de hacerle feliz.



4- Regalos

Se trata de tener detalles pequeños y concretos, como una llamada, una notita, una sorpresa, un mensaje encendido, unos bombones, algo que le gustaría comprar, un ramo de flores... No tanto regalos caros, sino de poner el corazón en ellos. Es la forma de plasmar el amor que tenemos al otro, y conlleva sentimientos que alimentan ese amor. Sin olvidar que, el mayor regalo, es el de uno mismo: nuestro tiempo y nuestra persona. Muy en especial en ese abrazo íntimo.





5- Tiempo juntos

Tiempo compartido entre los dos. Requiere pensamiento y atención, y planificar. No siempre se está en proximidad, pero es importante reservar tiempos para disfrutar juntos. Unos momentos al día especiales, sin interferencias ni pantallas, una tarde a la semana para "nosotros", y, unos días extra de escapada juntos al año. Y luego, aprender a mantener la unión a lo largo del día, también en la distancia. Esto lo valora mucho la mujer, en la que todo está muy relacionado en su cerebro.

Esas actividades conjuntas son la manera de crear sentido de unión, de lograr un "dos en uno", y de construir "lo nuestro". De esa forma, como dicen unos amigos, 1 + 1 = 1. ¡Un solo corazón!




Y todo ello se alimenta de las conversaciones, de la escucha empática, de ese diálogo comprensivo donde cada uno comunica lo que lleva en su cabeza y corazón: sus anhelos más íntimos, sus pensamientos y sentimientos, experiencias y deseos... Así se hace equipo y se construye "lo nuestro". 

En un ambiente de cariño y confianza, con escucha atenta de las necesidades y gustos del otro. Captando lo que nos cuenta, y ese lenguaje no verbal tan importante en la relación de pareja. Gestos, ternura, detalles que abrazan el alma y conmueven. Generosidad y empatía para "adivinar" y comprender los estados afectivos de la persona querida, y actuar en consecuencia. Anclando la relación en una amistad profunda... Y un "sin fin" de cosas que podemos pensar y cuidar, para alegrarle la vida y crecer en el amor.













                                                                              Mª José Calvo
                                                                  optimistas educando y amando
                                                                             @Mariajoseopt      


                              
Espero que te haya gustado, y gracias por comentar y compartir mediante los botones de redes o, copiando la URL de abajo. 


 Dejo algunos enlaces relacionados: 


       * Nuestro-mejor-proyecto (amor de pareja)
       Mantener la ilusión
       La-rutina-no-es-tan-mala 

       * Enamorarse...

       * Un-corazon-grande para querer 
                                                                                 



URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2019/11/comunicar-el-amor.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se nutre de los comentarios...: ¡gracias por comentar!