Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

jueves, 23 de enero de 2020

LOS CUATRO PILARES DEL AMOR I




LOS "PILARES" DEL AMOR... I/II


Se habla mucho del amor, pero, ¿cuál es el fundamento de un amor auténtico...?
¿Cuáles son los "pilares" en los que se sustenta?


Quizá el “quid” de un amor genuino y duradero es la actitud de entrega a la persona con la que uno se compromete. ¡Ponerla en efecto en el centro del corazón! Cambiar el foco del yo, hacia el tú del otro. Mirar más allá de lo que "salta" a primera vista...



La persona, como señalara el profesor Oliveros F. Otero, es "un ser de aportaciones", un ser creativo y relacional. Está diseñada para dar. Debido a su grandeza, puede pensar, no solo en ella misma, sino en los demás. Como expresa un gran humanista, el profesor Tomás Melendo,  puede “darse el lujo de desatenderse” para atender a otras personas. Muy en especial en pareja. Porque, está creada para amar, y en ello encuentra su mayor plenitud como persona, y su  felicidad.

La libertad alcanza su mayor despliegue cuando somos capaces de amar. Puede, y debe, fructificar en amor. Con palabras de Guardini, "quien ama camina hacia la libertad", sobre todo de sí mismo..., del yo más egótico que surge una y otra vez. Y es la forma en que cada uno logra su mejor personalidad.


Enamorarse es como encontrar un gran tesoro y quedar fascinados por él. Esa persona nos ilumina el universo entero. Entonces capta todo nuestro interés, y queremos conocerla a fondo, tenerla siempre a nuestro lado, en los momentos buenos, y en los menos buenos… 


Y se concreta en el compromiso: la forma de hacer de ese enamoramiento incipiente algo estable que nos dé su energía y su calor en todas las circunstancias de la vida. El compromiso nos libera de condicionamientos, y nos da libertad para centrarnos en lo importante: ¡quererla de veras!




Siguiendo el pensamiento de un gran autor y filósofo francés, Gustave Thibon, vamos a descubrir los "4 pilares" del amor. Así poder cuidarlos y tenerlos en cuenta en el día a día, para enraizarlo en algo hondo y fiableCustodiar ese amor, y hacerlo crecer. Que nos dé su energía en todas las circunstancias. 

Dice este autor: "La unión de los esposos para que sea sana y fecunda debe reposar sobre cuatro cosas: pasión, amistad, sacrificio y oración". Los cuatro aspectos van estrechamente unidos, pero vamos a analizarlos por separado. El primero que vamos a ver es la pasión.





1- PASIÓN

Es algo importante que salta a la vista, lo primero que sobreviene con el enamoramiento. Hay que tener en cuenta los sentimientos y emociones que ayudan a construir ese amor, a fomentar "lo nuestro". El corazón también se alimenta de los sentidos... La afectividad es vital en la relación de pareja, y hay que cuidarla. Ayuda a quererse más y mejor, si se pone cabeza y corazón. Sentir la dicha de hacerle feliz.



Por eso, hay que tener ilusión por enamorarse cada día de esa persona tan especial. Que la rutina no nos anestesie para redescubrir su belleza, y demostrar que se le quiere, con obras y detalles concretos que "aviven" ese amor. ¡Enamorarle!, y ¡enamorarse!

El amor sabe sorprender y admirar la maravilla de sus cualidades y fortalezas, ¡únicas!, singulares, y motivarle con cariño para que pueda desarrollar toda esa belleza y aspectos positivos que la definen bien. 




Aquí el lenguaje natural y maravilloso del cuerpo es importante, y ayuda a manifestar y hacer crecer ese amor, a fomentarlo, a hacer acopio de buenos momentos que unen, que construyen la relación y la fortalecen. 

Señala Thibon que la sexualidad es la expresión más fuerte de la donación mutua, y símbolo sensible de la unión de almas. Por eso, ese lenguaje del amor comunica un mensaje mucho mayor y de más calado que la mera unión fisiológica. Se necesita conectar con la otra persona. Conectar con su alma. El cuerpo es el "vehículo", pero lo que se transmite es infinitamente mayor y más profundo. Sin embargo, en la persona ambas cosas van íntimamente entrelazadas. Solo se llega a lo más elevado a partir de lo más concreto y efímero.




Entonces, ¿y si el amor no es solo sentimientos y pasión...? En un amor maduro es preciso poner cabeza y voluntad de "querer", para demostrarlo con hechos concretos. Gestos y detalles de atención que personalicen ese amor. Que lo hagan explícito, que fructifiquen en amor.

Para tener una relación estable, con solo los sentimientos no podemos ser constantes, porque van y vienen…, suben y bajan, a veces son como ciclones, que arrasan todo, y otras, desaparecen. Es preciso basar la relación en algo constante, que une de veras: una amistad profunda. El segundo pilar que vamos a tratar.
     



2- AMISTAD 


La amistad es la que "custodia" esa pasión a lo largo de la vida. El instinto, por su naturaleza, busca ser satisfecho. Y la amistad pone esa nota de acercamiento y apertura recíprocaEste mismo autor nos aclara que destruye la soledad interior que afecta a los seres unidos solo por instinto. La amistad los abre el uno al otro. Aunque es un misterio, y parece que nunca se llega a comprender totalmente a la otra persona. Y el amor vive de ese misterio.

Por otro lado, el amor necesita del cuidado y mimo constante para crecerSi no, se puede ir debilitando, agostando, y marchitar. Cuando no se procura amar cada día más y mejor, se acaba amando menos y peor, y luego casi sorprende que se "acabe" el amor...




La amistad es, y debe ser, el “plato fuerte” del amor en pareja: de un amor verdadero, ¡auténtico! y hermoso… Donde se ancla firme esa relación. Es lo que da estabilidad y fuerza, con sentimientos favorables, y también en épocas de pequeñas “crisis”..., en las que el amor debe crecer y madurar. Y ayuda superarlas: les da su "savia" nueva para que se desarrolle: ¡lo nutre con la amistad mutua! 






Escuchemos al Principito: "lo hice mi amigo, y ahora es único en el mundo". El amor personaliza, como apuntara Unamuno. Y, "el tiempo que dedicas a tu "rosa" es lo que la hace única..."



También señala Thibon que, en el verdadero amor el alma envuelve al cuerpo... De ahí la necesidad de cuidar algunos aspectos. Por ejemplo, aprender a admirar y sonreír, ser amable, contagiar alegría, interesarse por sus gustos, ilusiones, preocupaciones, proyectos, dificultades…, estar en los detalles, escuchar con el corazón, mostrar empatía... y miles de cosas más.

Cada día podemos concretar un pequeño plan, una idea, o un gesto de cariño y acercamiento, para conectar con la otra persona, para cuidar el cariño y la amistad y hacerlos crecer. Así lograr un buen hábito que alimente y construya el amor.

Pero, no siempre sale solo...




3- SACRIFICIO 

La esencia del amor está en la entrega de uno mismo al ser querido. Y viceversa. A veces sale sola, y a veces, cuesta más. La gratuidad y la generosidad, la empatía, el saber acogerle, son fundamentales. Cada uno necesita sentirse acogido para poder darse a su vez, para poder querer. Si no, es muy difícil. 







Continuará...


Espero que te haya gustado, que comentes y compartas. ¡¡Muchas gracias!!



Dejo algunos enlaces relacionados con el tema:

                                                       Mª José Calvo
                                        Optimistas Educando y Amando 
                                        optimistaseducando.blogspot.com
                                                       @mariajoseopt




URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2020/01/los-cuatro-pilares-del-amor.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se nutre de los comentarios...: ¡gracias por comentar!