Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

viernes, 28 de junio de 2019

FORMACIÓN AFECTIVA: QUÉ SIGNIFICA QUERER III



                                                PREADOLESCENTES
                      
                      LA SEXUALIDAD EN SU MARCO ESPECÍFICO

                           ¿QUÉ SIGNIFICA QUERER A ALGUIEN?


          
Seguimos con el tema de "la sexualidad en el marco del amor". A modo de índice:

I) ¿De qué modo enseñamos esto a nuestros hijos...? 
II) Cambios psíquicos y corporales
III) Ideas para hablar con ellos por edades
IV) ¿Qué significa amar de veras a alguien...? 6 Claves para aprender a querer.
V) Cuerpo de mujer. Fertilidad.

            
Ahora vamos con el IV: Querer a otra persona.


IV) APRENDER A QUERER. ¿QUÉ SIGNIFICA QUERER A ALGUIEN...?

          
       
a) QUERER EL BIEN..., ¡PARA EL OTRO!

    En este sentido, se puede recurrir a una metáfora con tres ideas: gustar, elegir y amar. Si te gusta una flor, la cortas y la pones en un jarrón. Si "amas" esa flor, la cuidas y la riegas, y la mimas, para que crezca sana y bella. 


         En el amor pasa algo parecido. Puedes "utilizar" a una persona para tus fines particulares, por egoísmo, para buscar placer... o, puedes pensar en el bien para ella: eso es amor auténtico. ¡Cuidarla, mimarla!

         Y, te pueden gustar muchas personas, pero, debes elegir una para quererla por siempre... Y luego buscar su bien, que sea buena persona, lo mejor de sus capacidades, y ayudarle en ese cometido. ¡Eso es amarla!


        Como se va viendo, querer de veras, como ya señalara Aristóteles, es "querer el bien para el otro". Descentrase un poco de sí mismo para querer a la otra persona. Y para ello hay que poner en juego todas las cualidades, capacidades y facultades personales. No solo los sentimientos y emociones. 


      Aprender a amar supone vivir unos valores como la generosidad y la comprensión, la empatía, el autodominio personal, la capacidad de diferir gratificaciones... etc. Todo ese conjunto de virtudes que dan madurez y forman la personalidad de cada uno. Y ese autodominio personal nos facilita enfocarnos en la otra persona, para amarla. 

          En resumidas cuentas, se trata de "autoposeerse", para ser más libres y poder "darse" a la otra persona, con la que se construye un proyecto vital.




        


b) "6 CLAVES" PARA APRENDER A AMAR

        
1- Tener siempre en el punto de mira el valor de la inmensa dignidad de la persona, creada para amar. La afectividad está en la esencia de la persona, en lo más íntimo de ella, y va integrada con la inteligencia, la voluntad, el corazón: no es independiente ni algo accesorio. Sirve para querer a los demás, y nos capacita para mejorar el cariño y experimentar la dicha de hacerle feliz.


          
2- Enseñarles a hacerse valer: no ir con el corazón en la mano a ver quién lo encuentra... o, con los sentimientos en el escaparate. Proteger la valiosa intimidad.




         
3- Explicarles que, como su cerebro no ha madurado del todo, pueden sentir emociones fuertes, pero no están totalmente integradas en su personalidad, y deben pensar antes de dejarse seducir por ellas..., para tener el control. Por eso, es preciso entrenar la voluntad, y no darles demasiada libertad si no pueden ser responsables en determinadas circunstancias, salidas, compañías... Saber decir un "no" a tiempo puede salvar muchas situaciones y consecuencias.

        
Teniendo en cuenta que, la maduración cerebral (enlace abajo) es progresiva y se hace por zonas. En estas edades está madurando la zona emocional, el sistema límbico, y su cerebro responde a las emociones de forma hiperreactiva: las viven muy fuertes, y valoran mucho la recompensa que les producen. Mientras que, la corteza prefrontal, con el pensamiento, la toma de decisiones, el autocontrol, la planificación, el juicio..., tarda más tiempo en hacerlo: hasta los 25-30 años, o incluso más, no se completa. 


       
Por eso, son todo emociones vividas al máximo, sin un pensamiento que controle o encauce experiencias. Y debemos guiarles, desde un segundo plano, aunque crean ser ya maduros... ¡Nos necesitan!, y lo agradecerán. 






        
4- Es importante, sobre todo para las chicas, tener delicadeza en el trato, en la forma de vestir, de hablar, etc., para no provocar en ellos, con su porte o sus actitudes, respuestas inapropiadas. Tener en cuenta la labilidad de ellos en ese sentido, porque son muy "visuales" y les afecta notablemente cualquier cosa que a ellas no les importa.





        
5- Enseñarles a usar bien la libertad personal, que debe ir siempre pareja al autocontrol y a la responsabilidad. Libertad y responsabilidad son como las dos caras de una moneda. Se podría decir que,


 "la madurez de la libertad desemboca en la responsabilidad: 

una libertad responsable"





         
Por eso es bueno enseñarles a pensar por sí mismos, qué deben hacer en cada situación, incluso antes de que ocurra, para estar más preparados. Y que aprendan a asumir las consecuencias de sus acciones desde pequeños.




     
          
La libertad se despliega, no cuando nos dejamos seducir por el primer impulso, sino cuando somos capaces de tomar las riendas y amar de veras a otra persona. Parece que uno es más libre cuando hace lo que "apetece" pero, en realidad no es así, sino todo lo contrario. (Puedes ampliar en algún post sobre libertad y sobre autogobierno personal).



        
Para tener una referencia, a modo de estrella polar, nos podemos orientar por ese norte de lo auténtico y lo bueno, de la belleza. El trinomio bien-verdad-belleza, que ya conocían los eminentes filósofos griegos, y del cual hemos hablado otras veces. Todo lo bueno es bello, aunque a veces no sepamos detectarlo a primera vista... Pero ahí está. Hay que aprender a admirar la realidad para descubrir todo lo bueno y bello que posee. 

          
Y, podemos orientar nuestra conducta por ese “norte”, para apuntar a una meta de veras valiosa, y no perder el rumbo por luces de neón, acabando desorientados y desilusionados muchas veces...

      
Además, tenemos la luz de la conciencia que es como un destello de la inteligencia que nos ha sido regalada, que conecta con el bien. De esa forma, sabemos en nuestro interior si obramos correctamente o no, y debemos tenerlo en cuenta para obrar en consecuencia. Así, actuar de forma coherente con unos principios y valores universales, como pueden ser el bien, la honestidad, la integridad, la responsabilidad, la dignidad, la justicia, la verdad, la generosidad... etc. De ahí la necesidad de formar bien la conciencia, porque nos señala lo que es bueno en sí y ayuda a actuar en libertad.





      
6- Por eso, enseñarles que "el bien conlleva el premio". Esto nos encamina hacia algo con sentido, hacia una meta digna y valiosa. No hace falta regalar cosas materiales, o premiar las buenas acciones, sino aprender a disfrutar de la satisfacción de hacer lo correcto, de ayudar a los demás. Y de la belleza que encierra toda obra bien hecha. Además, la afectividad nos hace experimentar la dicha de actuar bien, de hacer lo correcto y ayudar a los demás.



           En definitiva, se trata de ¡aprender a amar! 

Y, como consecuencia, 

"ser felices haciendo felices a los demás" 

       En especial a la persona que se elige por amor

para formar un proyecto vital común: una familia




c) UN VÍDEO PARA ADOLESCENTES

     Aquí pongo un enlace de un vídeo para adolescentes que se puede ver a la hora de ayudarles en este tema.






d) EL CUERPO DE LA MUJER: FERTILIDAD Y AMOR

        Esto para la siguiente entrada.






     
Espero que te haya gustado y lo puedes compartir con amigos o padres con hijos en esta etapa... ¡Muchas gracias!


Dejo las dos entradas anteriores:

-Formacion-afectiva-y-sentido-de-la-sexualidad I

-Formación por-edades II


  
Y, enlaces relacionados: 

-Preadolescentes I: enseñarles a manejar el timón 

-Entrenar la voluntad (preadolescentes)

-La afectividad en estas edades 

-Educar el corazón (preadolescentes)

-Educar para el buen uso de la libertad 

-Maduración cerebral

- Adolescentes: "construyendo-su-personalidad"


                                                                              Mª José Calvo
                                                                              optimistas educando
                                                                              @Mariajoseopt


URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2019/06/formacion-afectiva-que-significa-querer.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se nutre de los comentarios...: ¡gracias por comentar!