Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

viernes, 17 de noviembre de 2017

LA IMAGINACIÓN Y LOS SUEÑOS II, 7 TIPS



                                               CULTIVAR LA IMAGINACIÓN II



        Hemos visto la relación de la imaginación con la inteligencia, que se refleja en la creatividad personal (abajo pongo enlace). Ahora vamos con su interacción con otras facultades, como la voluntad libre y la afectividad, unificadas en el corazón de cada persona.


       ¡Qué importantes son los sueños...! Sin ellos nada es posible. Hace falta imaginarlo para saber que es posible. Pero, ¿qué son los sueños? La imaginación trabaja con la memoria y el pensamiento, y los sueños permiten visualizar y guardar lo que consideramos importante. Además, teñido de sentimientos, porque los afectos colorean la imaginación y la memoria.








1) La inteligencia 

Dejo enlace abajo de esta parte.


2) La voluntad

      La voluntad es la que puede centrar la imaginación en su campo propio: el de los valores nobles. Ayuda a acometer los sueños, a dirigir un pensamiento, una actuación, y también la imaginación… Para ello es necesaria la atención, que es el cuidado que se pone en algo, el poder de concentrarse en ello. Y está muy influenciada por la ilusión, las emociones y las motivaciones

      La voluntad requiere capacidad de querer-querer, y de esfuerzo. Necesita una buena motivación, y el cultivo de valores y virtudes personales que faciliten esas acciones, que nos hacen mejores personas.

         Lo propio de la voluntad es tender al bien, que es un principio universal que revela la perfección del ser. Es decir, la mejor forma de algo o alguien: la más “buena”.






        Podemos hacer un inciso respecto a valores y virtudes (abajo dejo un enlace). Los valores son pequeñas especificaciones del bien. Cuando se intenta vivirlos se transforman en virtudes, que son actualizaciones de esos valores hechos vida. Y todas ellas son manifestaciones del amor. 


         La virtud es la encarnación de un valor, y es lo máximo a lo que podemos aspirar, porque es la mayor realización de las capacidades personales. Ya lo sabían los griegos, y le daban una gran importancia a ser personas virtuosas.


      Ambos, valores y virtudes, nos motivan desde el interior en nuestro actuar. Cuando se vive una virtud, facilita en gran manera la realización de esa acción, e incluso disfrutando de ello.


         De este modo, la imaginación se puede desplegar muy bien en el campo de los valores, de la confianza y la comprensión, de la alegría y optimismo, de la empatía, de los sentimientos y emociones positivas…






3) El corazón

      Aquí enlazamos con el corazón, como centro y raíz de la persona. Por eso, la importancia de educar el corazón, porque se consigue una mejora entrañable, en lo más íntimo de cada uno. De ahí la necesidad de cultivar la imaginación, poniendo el corazón, al servicio del amor y de las relaciones personales

          Además, es su lugar propio: el corazón y los sentimientos positivos, la comprensión, la capacidad de escucha, la empatía... 






          Por tanto, usar la imaginación de forma inteligente y creativa, dirigida por la voluntad hacia lo bueno. Y, además, la podemos enfocar en el corazón. Así, mejorar nuestras relaciones personales, en la familia, en pareja, con amigos...  Lo más importante y gratificante que podemos hacer.




       Porque, así como la inteligencia tiende a la verdad de las cosas, y la voluntad al bienel corazón tiende y se expresa en la belleza. La belleza de las personas, del amor, de los detalles de atención, de ser íntegro y coherente, alegre..., la belleza de la vida... Y está muy relacionada con la creatividad, con poner inteligencia en la imaginación. 


      Los tres grandes valores existenciales, que van estrechamente entrelazados, el bien, la belleza, la verdad, se anclan en principios universales. Por eso, lo bueno es bello, aunque no siempre lo percibimos a la primera... Hay que cultivar la capacidad de mirar y admirarse.






    Resumiendo, lo propio de la persona es usar la imaginación de forma inteligente, correcta, y cordial. Las tres en armonía, complementándose unas con otras. Aunque lo más específico de ella es el campo del corazón, y donde nos puede hacer más felices, pensando y queriendo de veras a los demás. Muy en especial en la propia familia.








        7 "TIPS" PARA CULTIVAR LA IMAGINACIÓN Y LA CREATIVIDAD


Al servicio de cada persona, de la familia, del amor en pareja, de la educación de los hijos... etc.






        
1- Usar la inteligencia y el pensamiento, relacionar ideas y cosas concretas, aprender a usar la creatividad en temas que nos apasionen, para luego usarla también en temas importantes.

           
2- Ilusión y motivación: pensar qué motivos nos mueven, y buscar motivaciones más altas que nos ayuden a conseguir algún objetivo o meta valiosa, y poner ilusión en cualquier proyecto por pequeño que parezca...

        
3- La paz, el silencio, el juego, que estimulan el pensamiento y la creatividad…, las manualidades, papiroflexia, montar piezas en 3D, decorar, manejar colores mediante pinturas, acuarelas, fotografías, la música... etc.










           
4- La naturaleza, fuente de inspiración y armonía de colores, de sonidos, de olores…, de perfección. Un buen ejemplo es el talento del arquitecto Antoni Gaudí y sus obras tan impresionantes, a la vez que dotadas de una belleza inusual, modelada desde figuras de la naturaleza de la que aprendió su belleza. Te cuento algo en el post: ¿la belleza nos salvará?





                        
        
5- El tándem "leer-pensar-escribir-dibujar", mediante cuentos bonitos, buenas novelas, libros de formación en valores familiares, biografías para niños o jóvenes... etc. Y libros de formación para los padres, o novelas, que ayuden a pensar, a imaginar, a disfrutar.

           



       
6- Cultivar el gusto por el buen cine, con valores humanos nobles, que plasma la vida en algunos aspectos y nos ayuda a ver cómo lo expresan los buenos actores… También nos puede ayudar a comentar comportamientos con los hijos, ayudarles a pensar, a hacerse buenas preguntas... 

Por ejemplo, Matar a un ruiseñor, Sonrisas y lágrimas, Mujercitas, José el de los sueños, El niño del pijama de rayas, Los increíbles, Princesa por sorpresa, Soñando, soñando, patinando, El club de los emperadores, El club de los poetas muertos, especialmente la primera parte, y un largo etc. Dejo enlace abajo con más ideas en familia.



                   
7- Algunas ideas creativas para hacer en familia: 

                * Construir una cajita o cofre con cartulinas de colores, y ponerla en el salón o un lugar visible para meter papelitos con ideas, con detalles, con buenas acciones... etc., y luego en una tertulia, comentarlo entre todos y pasar un rato agradable, fomentando lo positivo de todos.

              * Hacer un panel de cartón, con distintas texturas, colores, materiales... para los más pequeños, aprender manualidades, o coser botones, pespuntear un dibujo..., dibujar con pinturas o acuarelas...

               *Buscar lazos o lanas de colores para inventar juegos.

               *Hacer figuras con palillos y pegamento.

         *Jugar a los médicos, a las enfermeras, elaborando utensilios con cartulinas o papeles coloreados...

             *Representaciones teatrales con disfraces que podemos confeccionar con papeles o telas... etc. Incluso marionetas.

                  *Juegos de magia...

                * Pensar y escribir un enunciado de "misión familiar" entre todos, con la participación de cada uno según la edad, con las fortalezas que tenemos como familia, o unos pequeños objetivos que nos gustaría lograr. se puede hacer con lluvia de ideas... También escribir un cuento o historia familiar.

             * Contar cada uno lo que ha leído ese día, o esa semana, según edades. Leer en voz alta alguna poesía o chiste para disfrutar juntos. Incluso cambiar el final de algún relato, a nuestro gusto. También se pueden hacer obras de teatro con distintos personajes...

               * En una tertulia, hablar de sentimientos que hemos tenido ese día, para aprender a ponerles palabras, y atender a los de los demás. Comprensión y empatía. Siempre preguntarles por sus amigos... Descentrarlos un poco del "yo" para pensar en los demás.

             *Aprender a hacer "planes de acción" para concretar ideas u objetivos que queremos alcanzar, con unos medios específicos para lograrlos.


            *Un plan en pareja, pensando detalles, ocasiones, momentos, escapadas.... para alimentar el "fuego" del amor, porque todo lo vivo precisa cuidado y mimo...







                
Dejo una buena BIBLIOGRAFÍA por si quieres ampliar... 

        
Trilogía del profesor Oliveros F. Otero: Educar la inteligencia, Educar la voluntad y Educar el corazón, de Ediciones internacionales universitarias. También Cultivar la imaginación, de la misma editorial.






                                UN "PLAN DE ACCIÓN"


1- OBJETIVO: cultivar la imaginación y la creatividad de cada uno en familia.


2- MEDIOS:

a) En el colegio: fomentar la curiosidad, y estimular capacidades intelectuales y cognitivas que vimos en otro post, y plasmarlo en esquemas, dibujos, mapas mentales, redacciones, pensamientos...





b) En casa: tiempo para relajarse, para jugar, para tertulias divertidas, lecturas, imaginación para cambiar un final, la música, películas adecuadas, encargos en los que se disfrute, con otros más difíciles, pensar detalles cariño, experimentos, investigar, hacerse buenas preguntas, que estimulan el pensamiento... y otras que se te ocurran. También escribir una carta por correo tradicional para alegrar a alguien. Aquí especialmente se pueden desarrollar habilidades emocionales.






c) Con amigos: juego al aire libre, en la naturaleza, ejercicio, excursiones, subidas al monte, ayudarles en lo que necesiten..., empatía y trabajo en equipo...







3- MOTIVACIÓN 

Depende de cada edad. Ver qué motivos tenemos, y buscar motivos más altos, que nos ayuden mejor a conseguirlo. Por ejemplo, hay como tres niveles de motivaciones: del tener, del ser, y más trascendentes, enfocadas en los demás. Podemos tener motivos del primer grupo, pero, combinarlos con alguno más alto que nos dé más sentido a lo que hacemos.

Se trata de desarrollar esta capacidad personal de la imaginación, que nos puede servir para todo en la vida, en especial para fomentar relaciones familiares, para priorizar, para resolver dificultades y problemas, que sin duda nos surgirán…


4- DESARROLLO a lo largo de cada semana. 

Se puede hacer un cartel vistoso para anotar ideas, acciones, y luego comentarlo en una tertulia donde disfrutamos con cada logro, y lo pasamos muy bien juntos, recalcando lo positivo de cualquier tema.






Espero que te haya gustado, y lo puedes llevar a la ación y compartir con amigos. ¡Muchas gracias!




Dejo enlaces relacionados...

Cultivar la imaginación I


Educar en valores 


Educar el corazón


* Creatividad en la dirección familiar II



                               


                              

                                                                       Mª José Calvo
                                                            optimistaseducando.blogspot.com
                                                                       @Mariajoseopt



URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2017/11/imaginacion-ii.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se nutre de los comentarios...: ¡gracias por comentar!