Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

viernes, 4 de diciembre de 2015

LA ILUSIÓN EN PAREJA



                                              ¡REILUSIONARSE...!


En pareja es importante cuidar y "cultivar" el amor como un buen jardinero. Porque el amor se alimenta de muchas cosas: de pasión, de admiración, de ternura y asombro, de delicadeza, de servicio atento, y también de amistad. La amistad lo hace más consistente y duradero, reafirma la pasión inicial, concretando la unión de los dos.

Hace falta poner ilusión para hacer realidad nuestro sueño, nuestro proyecto, a lo largo de la vida. Y la ilusión deriva del amor: del sentirnos queridos por la otra persona.


       Como expresa Gustave Thibon, El amor comienza en ilusión en el alma, sorprendido y como engañado por el cuerpo. Todas las las cosas grandes, aquí abajo, comienzan por sueños.” Pero hay que saber mantenerla, y reilusionarse, a pesar del paso del tiempo, de las dificultades y avatares de la vida. ¡Hacer nuevo el amor cada día!






La ilusión está muy relacionada con el optimismo, con ver primero lo bueno, lo positivo. Con la admiración por el ser querido. También con saber descubrir la felicidad en las pequeñas cosas. Porque, lo que nos agrada y estimula, no son cosas raras, sino el valor de lo cotidiano: de una sonrisa, de una mirada, de un guiño, de un detalle, de un perdonar… En definitiva, el sentirnos valorados, estimados, y queridos.



Tener ilusión es desvivirse. Y desvivirse es pensar en el otro, volcarse en el otro, querer al otro tal como es, sin esperar a que sea “perfecto”, olvidándonos un poco de nosotros mismos. Es poner el corazón en el otro: pasar el centro del "yo" al "tú" del otro...

Se trata de conseguir entre ambos una “microesfera afectiva”, para poder disfrutar de ese “ambiente” donde estemos. Siempre pensando primero en el otro, en lo que le agrada, en lo que nos quiere decir, en cómo se encuentra… Es decir, desarrollando nuestras dotes emocionales. Con comprensión y empatía hacia él, hacia ella.





Para esto necesitamos un poco de generosidad, para entender la gratuidad del amor. Hay que salir de uno mismo. La persona es capaz de olvidarse de sí, para penar en el otro. Se trasciende a sí misma, va al encuentro del otro…

Por eso, hay que saber mirar a los ojos, y en un momento comprender al que miramos, para conectar realmente y poder ayudarle.

Para conseguirlo, podemos recrearnos en los comienzos de nuestra relación, especialmente en el entusiasmo que poníamos para cualquier proyecto, por pequeño que fuera. 

          Procurar fomentarlo, y reiterar el “sí quiero” con frecuencia, ahora que es si cabe más libre, cuando tenemos parte del camino recorrido. Si nos acercamos a la meta, si amamos, somos más libres, puesto que la libertad es para amar.


Hay que poner ilusión en mostrar empatía con quienes más queremos, en especial en familia. Para comprenderles, para ver sus sentimientos, los estados de su alma… El ser querido nos importa, y ¡mucho! Hay que comunicarlo, y saborearlo.


Porque, no solo se trata de estar juntos, sino de caminar juntos en una dirección, soñando, apuntando alto…, ayunándonos a lograr lo mejor de cada uno, pensando en el otro. Y la ilusión, junto con la imaginación, nos ayudan a plasmar ese cariño en la vida cotidiana. Que se sienta querido con obras y detalles, con expresiones sensibles del cariño, que todos necesitamos. Por eso, la generosidad de cada uno es lo que salva el cariño, especialmente cuando hay dificultades…





  Y, el ser más amables, mantiene la ilusión fresca. Hay que luchar en ello, hay que hacer el pequeño esfuerzo de ser amables con el otro. Si no, es muy difícil la convivencia. Y se trata de que sea ¡entusiasmante! el vivir y convivir junto a la persona que más queremos del planeta.

        





Dejo el artículo publicado en Hacer familia:




Y aquí dejo un corte de la película "Up", de la productora Filmaffinity, de 2009, que plasma muy bien lo que es tener ilusión a lo largo de la vida, a pesar de las dificultades, de limitaciones, y del paso del tiempo...


                                                   



Espero que te haya gustado el post, y lo puedes compartir con amigos, o por las redes sociales. También copiando la URL de abajo. ¡Gracias!





Dejo enlaces relacionados:

                                              
Para amar mejor...





                                                              Mª José Calvo
                                                  Optimistas Educando y Amando                                                                                                                                                                 optimistaseducando.blogspot.com
                                                             @Mariajoseopt     

                                               

                                                                          
URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2015/12/mantener-la-ilusion-fresca-en-pareja.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se nutre de los comentarios...: ¡gracias por comentar!