Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

lunes, 14 de julio de 2014

REFORZAR EL CARIÑO EN TIEMPO DE VACACIONES

                      


                        REFORZAR EL CARIÑO EN VACACIONES




                La familia es lo más importante que podemos tener... Es el lugar al que nuestro corazón siempre desea volver, porque se nos quiere simplemente por quienes somos. No hay que demostrar nada. Además, es el lugar del cariño, de lo creativo, de lo arriesgado y hasta de lo heroico, cuando se tienen las motivaciones adecuadas.

                En verano, y en concreto en tiempo de vacaciones, es necesario hacer un esfuerzo para organizarlo de forma adecuada y no dejarlo a la improvisación. Es tiempo de desconectar para descansar, y de poner ilsión en estrechar las relaciones familiares, en hacer más concreto ese cariño, sin prisas, sin estrés, sin agobios… 







                Para ello podemos reunirnos y organizar una tertulia, y hacer una “brainstorming” o tormenta de ideas. Cada uno dice lo que le viene a la mente, sin pensar si es acertado o no. Incluso se pueden escribir… Y luego repensarlas y quedarnos con las mejores, las que más nos gustan, o las que van mejor con nuestro estilo familiar, o por los gustos y necesidades concretas de cada familia.


                                     
             Podemos también pensar ideas sobre el lugar donde ir, sobre qué actividades, según los gustos de cada uno, sobre cómo necesitamos descansar, porque cada uno descansa de una forma, y el descanso es necesario para retomar la vida. 

           Descansar no significa no hacer nada, sino cambiar de actividad, hacer algo de menos esfuerzo que nos relaje y nos haga disfrutar, y además, aprovechando el tiempo. Y si es en compañía, tanto mejor. 





                             







              También ideas sobre cómo nos sentimos valorados y queridos cada uno, para tenerlo en cuenta y fomentar la comprensión y la empatía en las relaciones familiares. Porque, el pensar en los demás es lo que nos da más sentido y hace más felices.





               UNAS CLAVES PARA LOGRARLO


1- Organizar bien los encargos para que todos podamos disfrutar y descansar. Intentar simplificarlos, y así tenemos más tiempo para conversar, leer, pasear, hacer excursiones o ver buenas películas. 


2- Participar todos en la marcha de la familia. Es la forma en que los hijos, y en especial los adolescentes, se pueden integrar mejor: haciéndoles partícipes de algunas decisiones, y de la responsabilidad que conlleva, valonado sus ideas, agradeciéndolas… y que ayuden en lo que puedan. Porque los hijos tienen el derecho y el deber de participar en el progreso familiar, y así van adquiriendo habilidades, destrezas y responsabilidades. La familia es un en equipo.


3- Tiempo uno a uno: en pareja y con los hijos, para que se sientan queridos, escuchados, valorados, comprendidos. Para eso, primero hay que escuchar, no solo con los oídos, sino también ¡con el corazón! Es la escucha empática tan necesaria en las relaciones personales, y mucho más en familia.






4- Viendo primero lo positivo de las circunstancias, y de las personas. Destacando lo bueno que tienen y hacen, cambiando el chip si no estamos habituados a ello, porque es mucho más eficaz buscar talentos, que cazar defectos... Además se crea un ambiente positivo y alegre, donde es fácil luchar por dar lo mejor de cada uno.







5-  Cultivando la amistad en familia. Es lo que tiende lazos que unen, por donde se intercambian sentimientos de comprensión, ayuda, empatía y cariño. ¡Sin dejar de ser padres!



6- Desarrollando la inteligencia emocional. Viendo cómo se sienten, qué necesitan, qué les preocupa, comprendiendo, escuchando, para sintonizar y compartir sentimientos. Que seamos partícipes de sus alegrías y dificultades, y que sepan que siempre pueden contar con nosotros.



               En definitiva, para alegrar la vida a todos en la familia con gestos y detalles concretos. Y agradeciendo los que tengan con nosotros. Además, es una forma de motivar y estimular lo mejor de cada uno. 



               Decía Ortega: “Si quieres liderar impera sobre ti mismo”. Hace falta tener autocontrol personal para hacer la vida agradable a los demás.  Y, en eso consiste aprender a querer, con detalles de servicio pensados y concretados, para pasar unos días inolvidables junto a las personas que más queremos del planeta.

                                   






             Espero que te haya gustado el post, y puedes compartir con amigos, o en redes sociales... ¡Gracias por comentar y difundir!





















             

                                                                                                    
 Dejo enlaces sobre:
          * cuidar-los-amores-en-vacaciones 

       Sinergia en pareja 


       *"días de familia"

                                                                                   Mª José Calvo
                                                                     optimistas educando y amando
                                                                                   @Mariajoseopt




URL del post:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2014/07/reforzar-el-carino-en-tiempo-de.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se nutre de los comentarios...: ¡gracias por comentar!