Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • SENTIDO DE LA VIDA
  • AMISTAD
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • NEUROEDUCACIÓN
  • CRECIMIENTO PERSONAL
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO INFANTIL
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EDUCAR EL CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • TECNOLOGÍA
  • PELÍCULAS

jueves, 25 de marzo de 2021

MATAR A UN RUISEÑOR



                               EDUCANDO CON BUENAS PELÍCULAS...

                                     "MATAR A UN RUISEÑOR"



Aprendí de un gran maestro y pedagogo, el profesor Oliveros F. Otero, a utilizar novelas y fragmentos de películas en la Orientación Familiar y en la educación de los hijos. Puso en nosotros la inquietud por el trinomio pensar-leer-escribir, e imaginar, para seguir pensando... En este blog encontrarás muchas ideas en este sentido. Nos dejó muchos libros y escritos, por si quieres investigar, entre ellos, la trilogía "Educar la inteligencia", "Educar la voluntad" y "Educar el corazón".




Ésta es una novela que trabajamos con él en IPAO, con una historia conmovedora de Harper Lee. Es su única novela, y con ella gana un premio muy relevante. Está ambientada en la época de la depresión económica, y transmite vivencias suyas con su padre.... También se ha llevado a la gran pantalla de forma magistral.



Refleja muy bien lo que significa ser padres y educar a los hijos con la vida entera. Mediante el ejemplo y la coherencia personal, incluso cuando las cosas se ponen bien difíciles... 


Con una mezcla de delicadeza, confianza y exigencia comprensiva, de tiempo pausado y autoridad inmersa en cariño, de fomentar la libertad y la responsabilidad de los hijos. 


Muestra gran respeto y sensibilidad por los niños, mucha ternura, a la vez que da autonomía y libertad. Les va formando en todos los aspectos, también a valorar las acciones, su bondad o malicia, a tener en cuenta a los demás, el valor de la empatía y del respeto... Además, da cabida al misterio, que no se revela apenas hasta el final, a la espera, a la belleza interior. 


Es una auténtica "escuela" de virtudes humanas, características de un corazón noble que sabe querer.





Gregory Peck da vida al abogado Átticus Finch, en un Estado con muchos prejuicios racistas. Es joven y viudo, y tiene dos niños: Jem y Scout, un muchacho de 12 años y una niña traviesa de 6. Tiene que poner todas sus capacidades para tratar a los niños y darles todo el cariño, sin olvidar la fortaleza y la exigencia. No es autoritario, sino que habla con ellos, escucha sin prisas, les ayuda a pensar, les aclara las cosas... Les quiere. Se sienten importantes.




Nos da una lección de educación admirable. Es un padre de los que dejan huella y llegan al corazón. Hace que se sientan valorados y muy queridos. Les va formando muy bien.



La película es de la productora Pakula-Mulligan Production, Brentwood Production y Universal Pictures.

Por ejemplo, transmito un diálogo entre Átticus y Scout lleno de sabiduría, comprensión y empatía.


Le dice a su hija: con que aprendas una sola cosa, te llevarás mucho mejor con tus semejantes... Nunca llegarás a comprender a una persona hasta que no veas las cosas desde su punto de vista. ¿Cómo?, dice la niña. Hasta que no logres meterte en su piel y sentirte cómodamente.







Átticus acepta la defensa de un chico negro, acusado falsamente de haber violado a una mujer blanca. Encontrará muchas dificultades para intentar defender la verdad. Pero siempre con su criterio recto, considerando la dignidad de las personas.



Es un homenaje de la autora hacia su padre, abogado en Alabama, con casos semejantes con personas de color y tiempos de prejuicios.



Defender esa causa "perdida" es algo que impresiona, y nadie había hecho antes, pero él pone todo su pensamiento y habilidades para defender lo que considera importante: la verdad. Se juega mucho, como profesional y como persona, pero da muestra de su integridad por defenderlo. Cree en la grandeza de cualquier persona, independientemente del color de su piel. Tiene en contra el ambiente del pueblo, sumergido en la pobreza y la ignorancia, con prejuicios que tiene que superar... Disculpando, comprendiendo, ayudando, poniéndoles en situación de coherencia para que reflexionen.



Al final pierde el caso, pero se gana el respeto del pueblo, y da una lección inolvidable de integridad y valentía, también a sus hijos. 




Hay un momento tenso en el que Scout reconoce al señor Cunningham, y le pide que salude a su hijo Walter. Con su inocencia apela a lo mejor de él, a pesar de que trataba de atacar a su padre y al chico negro. Con ese pequeño discurso le hace cambiar radicalmente de parecer, y hasta le da las gracias y le llama "hijita"...



Más tarde, Scout le pregunta a Átticus: ¿por qué le defiendes?


Su padre le contesta que, entre varias razones, no podría ir con la cabeza alta si no lo hiciera. Tampoco os podría decir qué es lo que debéis que hacer... Coherencia entre lo que piensa y hace.


¡Qué ejemplo de integridad, de seguir la conciencia y defender la verdad a pesar de que nadie lo haga, ni vaya a ser comprendido...! Les dice a sus hijos: "la conciencia es algo íntimo que no se rige por la ley de la mayoría..."




Es una película maravillosa, cargada de valores humanos nobles, hechos vida... en una familia entrañable. Se ve cómo van madurando, comprendiendo la vida, el misterio. Acogiendo a las personas, con gran nobleza de espíritu.


Dejo un un corte para disfrutar: (https://youtu.be/qUnQsvb5J30)  


   

Gracias, espero que te haya gustado y lo compartas con tus amigos.



                                                                    Mª José Calvo

                                                           optimistas educando y amando
                                                                   @mariajoseopt 





URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/2021/03/matar-un-ruisenor.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se nutre de los comentarios...: ¡gracias por comentar!