Lograr armonía familiar

TEMAS para el buscador

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • PERSONA
  • NEURODESARROLLO
  • EDUCAR POR EDADES
  • MARCOS DEL DESARROLLO PEDIÁTRICO
  • PREADOLESCENTES
  • CORAZÓN
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • ADOLESCENTES
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • PELÍCULAS
  • TIC Y NNTT
  • NAVIDAD

Maduración cerebral y etapas II



         ETAPAS DEL DESARROLLO CEREBRAL 




     Pongo a modo de índice los temas que abordo, por si quieres elegir alguno en concreto. Los escribo en varias páginas.

   I) Desarrollo cerebral
   II) Etapas de maduración y educación de los hijos
   II) Cómo funciona el cerebro para el aprendizaje



Vamos con el segundo apartado sobre el desarrollo cerebral de nuestros hijos.

II) ETAPAS DE MADURACIÓN: DESARROLLO Y EDUCACIÓN

          En resumen, todo el desarrollo neurológico se hace de forma armónica y progresiva, pero en cada etapa es más específico algo concreto. Y esa maduración neurológica posibilita en cada una de esas etapas unas funciones determinadas.



       Primeras etapas


     Por ejemplo, desde la concepción y gestación se va formando el estrato anatómico del cerebro. En el primer año de vida es cuando sucede lo más importante.

       Lo primero en madurar, a nivel cerebral, son las zonas más profundas y primarias. En los primeros años se desarrollan las zonas motoras, con la coordinación del movimiento a todos los niveles. Es la etapa de la deambulación y del movimiento.




         También algunas zonas sensoriales, y su relación con otras áreas, como la auditiva, la visual, la olfatoria, y la motora... Muy importantes las percepciones, el juego, y las vivencias experienciales.








   


        
Etapa infantil

    En se desarrolla también la capacidad del lenguaje, como a los 3-4 años, con su parte motora, en la corteza frontal, y su parte sensitiva, en la zona temporoparietal. Esta capacidad se extiende hasta los 6 años, facilitando las relaciones personales.

      Esto, unido a la comprensión del mundo que le rodea, y el aprendizaje y la adquisición progresiva de conocimientos..., hasta los 10-12 años. Y con ello, la comunicación y relación con otras personas.


       En esta etapa se van afianzando las habilidades y conocimientos de los primeros años, y se va construyendo sobre ellos, con nuevas posibilidades. El juego es muy necesario porque es su forma de aprender. Todo aprendizaje requiere la formación e nuevas sinapsis. 

      
      Posteriormente, madura la zona emocional, con el sitema límbico, y más adelante, la corteza cerebralque es muy extensa y recubre todo. Con ella se adquieren las capacidades más específicas de la persona humana, como el pensamiento, en especial por la corteza frontal. También la capacidad de integrar percepciones y sensaciones con movimiento, la capacidad afectiva y emociones, que nos impulsan a actuar... etc. Y se generan redes de conexión entre todas ellas. 

       Las emociones también le motivan al aprendizaje, en especial la alegría y la sorpresa, que aumentan la confianza y la atención, y estimulan el aprendizaje. 



           La etapa infantil es el momento de adquirir muchas habilidades, algunas responsabilidades concretadas en encargos, y de pensar en los demás... También de aprender cosas nuevas, de asentarlas sobre lo ya estructurado. Aquí tiene relevancia la memoria de corto plazo o término, de trabajo, pero para un buen aprendizaje se precisa fijar esos conocimientos en la memoria de largo término. 
             En los primeros años es muy fácil el aprendizaje, debido a la plasticidad, y luego va disminuyendo, aunque en la adolescencia hay otro pico, que debemos aprovechar.

         También es el momento de adquirir hábitos operativos personales, basados en valores y principios coherentes, que ayudarán a formar su personalidad.









           Adolescencia

       Con la adolescencia se produce la maduración de la zona más emocional, el sistema límbico, y en especial la amígdala. 


     En esta etapa, el cerebro es muy inestable por los grandes cambios estructurales que se producen. También la afectividad, que está exaltada por la maduración del sistema límbico, y reacciona de una forma muy notable y exagerada. Perciben las emociones de una forma muy fuerte y más "coloreadas".  Pasan por fases excitantes, y otras abatidos, en un lapso muy corto de tiempo... A veces, no saben si llorar o reír... 


    Pero, lo bueno es que poseen una gran capacidad y plasticidad sináptica, necesaria en todo tipo de aprendizaje. A ellos todo les resulta muy fácil. Podemos aprovechar esto para hablar con ellos, y que se enfoquen en retos y metas valiosas.




       En esta etapa surge la memoria autobiográfica, que les ayuda a construir su identidad, junto con la capacidad de pensar. Y es el momento en el que nace su intimidad, descubren su identidad, y se desarrolla la personalidad y el gusto por las relaciones sociales, sobre todo en las chicas. Según las cualidades y preferencias de cada uno. Porque la persona es un ser relacional, y necesita la interactuación con otras personas para construirse a sí misma. En los chicos es más característico el gusto por el deporte, y no tanto las relaciones personales.


      Posteriormente, madurará la corteza frontal, y en concreto la zona prefrontal, que es lo último en hacerlo. También sus conexiones con otras áreas, como emocionales, de memoria, motoras y sensoriales... Así se va logrando un pensamiento analítico, la actitud crítica y el criterio, funciones ejecutivas, control de impulsos, la resolución de problemas, la toma de decisiones, la planificación de tareas, el juicio… Lo más específico y característico de la persona: las funciones superiores. Pero esto no se finaliza hasta los 25-30 años.


         Como hemos señalado, la maduración del cerebro se realiza como en una onda, desde atrás, hacia adelante y hacia arriba. Desde las capas más básicas o “primarias”, pero vitales, pasando por la zona emocional, hacia las más complejas y propias del ser humano, especialmente el cortex frontal.






            Diferencias por sexo

      Por otra parte, todas las células cerebrales tienen la dotación genética de XX ó XY, según se trate de un varón o una mujer. Por eso, cualquier estímulo hormonal, o de otro tipo, influye de manera específica en ello. 


          Una característica especial, dependiendo del sexo, es que en las chicas suele madurar antes la zona cerebral del lenguaje, generalmente en el hemisferio izquierdo, y parte en la corteza frontal, y parte en la temporoparietal. Y en los chicos, generalmente, cobra más relevancia la zona viso-espacial, generalmente en el hemisferio derecho, relacionada también con el movimiento, situada en lóbulo parietal.



           Además, en las chicas, los estrógenos estimulan neurotransmisores como la dopamina y la oxitocina, además de los opiáceos endógenos, que aportan bienestar y confianza respectivamente. Esto está relacionado con su gusto por las relaciones sociales y la amistad. 


             En cambio, en los chicos, la testosterona, la vasopresina, junto con la serotonina, hacen que les guste la competitividad, y no tanto las relaciones sociales. También intervienen en el control de la agresividad, el movimiento, y el gusto por el riesgo. Valoran mucho la recompensa, y no perciben tanto los peligros.





         De todas formas, el cerebro adolescente no ha terminado de madurar. El sistema límbico está hiperfuncionante, pero la conexión con el pensamiento no está bien establecida. Y las vainas de mielina tardan mucho en formarse. Por eso, el control de emociones y la toma de decisiones no están operativas por la falta de maduración prefrontal. No pueden integrar bien el pensamiento con las emociones, ni controlarlas del todo... Por tanto, no podemos pedirles que se comporten como un adulto maduro, aunque ellos crean serlo... Debemos ayudarles a tomar decisiones, con nuestro cariño y claridad de miras.

           Y, por otra parte,
 no podemos dejarles solos frente a situaciones que les desborden. Tenemos dialogar mucho con ellos, hacerles pensar, y seguir acompañándoles, aunque en un segundo plano, en algunos momentos. Ser conscientes de esta biología que subyace en su comportamiento, para ayudarles a ensayar situaciones antes de que ocurran..., para que ya lo tengan "medio pensado", y puedan actuar mejor. También saber decir "no" a determinados comportamientos y pretensiones que les dañan... Por eso, ¡necesitan nuestra guía y cariño!; más tarde lo agradecerán.







         Espero que te haya sido útil, y lo puedes compartir con amigos. 


Dejo enlace con el primer tema: desarrollo cerebral,
y el tercero: cómo funciona el cerebro para el aprendizaje




Mª José Calvo
optimistas educando



URL:
https://optimistaseducando.blogspot.com/p/2-proceso-de-maduracion-etapas-del.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog se nutre de los comentarios...: ¡gracias por comentar!