Translate

Lograr armonía familiar

TEMAS... para el buscador.

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • PERSONA
  • EDUCAR POR EDADES
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • PELÍCULAS
  • TIC Y NNTT
  • NAVIDAD

miércoles, 11 de enero de 2017

AÑO NUEVO, ¡LUCHA NUEVA...!


     
                                                               
                                                              AÑO NUEVO...


          Comenzamos un nuevo año con deseos y propósitos por hacer. Quizá tenemos algunos proyectos e ilusiones... 





      También cuidar nuestra familia..., porque el amor en pareja es ese generador de energía que nos da su fuerza para acometer la vida, para superar dificultades, para crecer como personas... Y es en la familia donde cada persona se siente realmente querida, y donde es feliz, porque se preocupa de hacer felices a los demás, ya que la familia es el lugar propio de la relaciones verdaderamente humanas, gracias al amor incondicional.






           Por eso, podemos tener en mente algunas ideas para concretar, y hacer planes de acción en familia, con los hijos o en la propia pareja. Anoto algunas:


  • Agradecer los detalles
  • Mirar a los ojos
  • Escuchar con el corazón
  • Contar lo que tenemos en la cabeza.
  • Atender a los sentimientos.
  • Pensar en los demás
  • Elegir la peor parte...
  • Sonreír con frecuencia
  • Cuidar la amistad
  • Controlar el carácter
  • Pedir perdón
  • Ayudar en los encargos, sin que se note mucho
  • Otras que te parezcan mejor...


Dejo esta infografía que me ha gustado:







             Y referido al amor de pareja, núcleo de cada familia: ¿cómo mejorar el amor? Y, ¿crece solo con dejarnos llevar de los sentimientos? 

        En este planeta todo lo valioso hay que cultivarlo y hay que poner esfuerzo en ello. Si no, puede debilitarse, secarse y desaparecer… Por eso hay que poner empeño en hacer que nuestro amor de cada día se parezca a ese destello que tuvimos, que nos deslumbró. Es decir, que nos encaminemos a lo que nuestro amor está llamado a ser, si lo cultivamos.






           Porque, para que el amor no decaiga, podemos alimentarlo cada día con pequeños detalles, que con el tiempo se transformarán en hábitos y virtudes. El amor nos estimula y nos ayuda a crecer, a mejorar; y esos hábitos conseguidos alimentan al amor. Pueden ser hábitos de amabilidad, de generosidad, de entrega, de servicio, de empatía, de agradecimiento…





          Recurriendo a una metáfora, el amor es como un “fuego” que hay que avivar con pequeñeces continuas todos los días, y “grandes troncos” en los inviernos fríos; pero la hojarasca, los detalles, es lo que mejor “prende”. 

        Hay que evitar que el fuego disminuya, o se apague: hay que estar pendiente para que nos de su luz y su calor. Además, las exteriorizaciones sensibles del amor, esos gestos cariñosos, hacen que aumenten los sentimientos positivos hacia el otro, y hay que esmerarse en “avivarlos” cada día.    

           Dejo el enlace de una entrada: En el amor, "Año nuevo, ¡vida nueva!"...










El artículo publicado en la revista Hacer Familia:







                                                                             Mª José Calvo
                                                                             optimistas educando
                                                                             @Mariajoseopt









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada